Cómo bajar el ratio de rebote de un sitio web

Esta mañana esta participando en el foro de mi asignatura en el Máster en Buscadores que se imparte en el IDEC (Universidad Pompeu Fabra) y he visto que algunos alumnos no tenían claro qué es el ratio de rebote de un sitio web y cuáles pueden ser las causas que nos llevan a exceder el número que sería lógico.

Me ha parecido que la respuesta valía la pena que fuera compartida en este blog además de en el foro de estudiantes. Así que aquí va:

Qué es el ratio de rebote de un sitio web y cómo hacerlo descender

El ratio de rebote o bounce rate es el número de personas que llegan al sitio web pero no navega por el, divido por el total de visitas del sitio web.

Es decir, refleja visitas que no hacen nada en nuestra web, salvo leer quizás… (aunque de esto último no podemos estar seguros). Si no clican en ninguna parte de nuestra página,  Google Analytics (o el sistema de analítica que estemos utilizando) no puede calcular cuánto tiempo se han estado en el sitio y además, los cuenta como rebote.

Nuestro ratio de rebote jamás debería exceder el 40% (para un sitio web corporativo o para un comercio electrónico)… si se sobrepasa de esta cifra es que algo va mal. Las causas pueden ser las siguientes:

  1. Las visitas que llegan a nuestra web, no forman parte de los segmentos de nuestro público objetivo y por lo tanto, no les interesa nuestra página… y se van –> los usuarios que llegan de una campaña publicitaria mal hecha o fraudulenta estarían en este subconjunto, pero también estarían aquí usuarios que llegan por SEO realizado sin objetivos claros.
  2. Los precios de nuestros productos están fuera de mercado, y por lo tanto, los usuarios los miran y se van.
  3. La web es demasiado lenta… y por lo tanto aguantan la descarga de una página pero se lo piensan 2 veces antes de seguir navegando.
  4. La usabilidad de nuestro sitio web es pésima y los usuarios no saben qué hay que hacer para seguir navegando o para leer más información.
  5. Los usuarios están navegando por un dispositivo móvil y no disponemos de versión para este tipo de dispositivos o nuestra web no es responsive (que se adapta automáticamente a cualquier resolución de pantalla).
  6. El diseño es poco profesional y por lo tanto, la imagen que transmite nuestra empresa también. Los usuarios no nos toman en serio y se van.

Lo anterior se aplica a webs corporativas. Para un sitio web tipo blog, el ratio de rebote puede ser algo más elevado (un 60% aprox.) y no pasada nada porqué muchos usuarios son visitas recurrentes (visitas que han venido otras veces)… puede que los usuario lleguen al sitio web, lean el nuevo post del blog y se vayan. No van a leer más porqué ya han leído el resto de la información.

En un sitio web tipo blog, deberíamos revisar el ratio de rebote de las visitas nuevas, y conseguir que esas sí se interesen por artículos relacionados, o por los más leídos, los más compartidos, etc. En el caso de las nuevas, el ratio de rebote sí debería estar por debajo del 40%.

Cómo mejorar el ratio de rebote de un sitio web

Observando las causas ya podemos intuir cómo hacer disminuir el ratio de rebote:

  1. Antes de plantear nuestro SEO y nuestras campañas de publicidad online (SEM y el resto) debemos tener claro quien es nuestro público objetivo, qué segmentos lo conforman, cómo son las personas que forman parte del segmento, qué buscarán en Google, qué sitios web visitarán, etc… es decir, debemos realizar un buen análisis de marketing antes de ejecutar cualquier tipo de acción.
  2. Antes de plantear cualquier acción debemos realizar un buen análisis de la competencia. Debemos conocer cuáles son los precios de la competencia, su propuesta de valor, qué nos diferencia de ella… De este modo, aunque nuestros precios sean superiores podemos argumentar porqué los usuarios deberían comprar nuestros productos y no los de nuestros competidores.
  3. El sitio web debería ser testeado por alguien. El problema de la velocidad y el problema de la usabilidad podrían haberse detectado con un beta-tester (alguien que prueba nuestro sitio web antes de publicar su versión definitiva). Con un buen testeo también detectaríamos falta de persuasión o falta de concreción del objetivo del sitio web. Así que es 100% recomendable que cuatro o cinco personas que no conozcan la web, la testeen delante nuestro y podamos observar qué hacen en ella, cómo navegan y en qué se fijan.
  4. En estos momentos está fuera de lugar no plantearse tener como mínimo una web responsive. Estaríamos perdiendo casi el 30% de las visitas (depende del sector en el que nos movamos, en Turismo, estaríamos perdiendo mucho más).
  5. Un sitio web corporativo debe reflejar una imagen 100% profesional. En la actualidad, con la gran cantidad de platillas de pago para WordPress, Joomla, Magento o cualquier otro gestor e contenidos, no hay excusa para no disfrutar de un diseño profesional en nuestra página web.

Así que ya lo sabes… revisa estos 5 puntos y asegúrate de que el ratio de rebote de tu sitio web es el correcto.

Espero que estos consejos te sean de utilidad.

Un abrazo.

5 comentarios

Trackbacks y pingbacks

  1. […] (El ratio de rebote indica el porcentaje de usuarios que entran en nuestro sitio web y lo abandonan sin navegar por ninguna página. Aquí encontrarás un artículo sobre cómo bajar Ratio de Rebote de un sitio web) […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *