Emprendimiento sostenible

10 ideas para emprender en sectores sotenibles

Siguiendo con las publicaciones que llevamos a cabo desde el grupo de Investigación en Emprendeduria del Innova Institute de La Salle-URL, esta semana hemos estado trabajando en descubrir áreas relacionadas con las sostenibilidad, en las que hay posibilidades de emprender con éxito. Hemos tratado este tema porqué pensamos que tras el Covid-19 (lo que ya se denomina el PostCovid-19) la sostenibilidad será una característica mucho más contemplada en los modelos de negocio de lo que ha sido hasta ahora.

Las áreas en las que pensamos que hay oportunidades son las siguientes:

1. Agricultura e industria alimentaria: El parón mundial causado por el Covid-19 está suponiendo una pequeña tregua que está permitiendo una regeneración del planeta. La conciencia ambiental ha crecido, el consumo de recursos es más responsable, se ha producido una notable mejora en la calidad ambiental y la gente se ha dado cuenta de que la protección del medioambiente contribuye a una vida más sana y equilibrada.

2. Movilidad urbana sostenible: La gran concentración de personas en los medios de transporte y sus mejorables condiciones de salubridad han convertido a la movilidad urbana en uno de los grandes focos de contagio, aumentando el riesgo de contraer el virus entre un 4% y un 6%. En consecuencia, las autoridades y administraciones de muchos países se han visto obligadas a minimizar su uso y plantear el desarrollo de emprendimientos sostenibles en este sector.

3. La economía circular: La Comisión Europea acaba de publicar el Plan de Acción para la Economía Circular. Entre las políticas propuestas se incluyen una mayor durabilidad de los productos, el derecho a reparar los aparatos electrónicos, la reducción del uso de plásticos y, entre otras, un etiquetado ecológico más preciso. Siguiendo esta senda, el Innova Institute vaticina que emprender en temas relacionados con la economía circular es una buena oportunidad para el escenario del PostCovid-19.

4. Gestión integrada y eficiente del agua: La escasez de agua afecta ya de manera global. Lo que antes era un problema de los países en desarrollo, ahora lo es también de los países desarrollados. El agua no es un recurso infinito, pero se usa como si lo fuera. Por eso, se ha evidenciado la necesidad de un tratamiento integral del agua, en todo su ciclo de generación, uso y recuperación. Pese a todo, en 2030 todavía habrá un 60% de los países del mundo que no llevarán a cabo este necesario sistema de tratamiento integral.

5. Logística y supply chain: Las empresas que durante el Covid-19 han prestado un servicio rápido, seguro y fiable, y además estén comprometidas con la sostenibilidad, son aquellas que saldrán reforzadas tras la pandemia y generarán confianza a los clientes en la era PostCovid-19. Estas empresas se focalizan en la innovación y la calidad, actuando de forma local, pero bajo modelos de gestión de logística colaborativa con otras empresas de la red. Así, atienden las necesidades de lotes pequeños, con un servicio rápido y asegurando la calidad y trazabilidad en el proceso.

6. La moda, la segunda industria más contaminante: El coronavirus ha provocado un enorme parón generalizado en la industria de la moda, ya sea por el cierre de tiendas o fábricas para proteger a sus trabajadores, por volcarse voluntariamente en la producción de prendas para uso médico o porque su producción dependía mayoritariamente de China o Italia. La moda, que produce más del 10% del total de emisiones de CO² en el planeta, es la segunda industria que más agua consume. Los plásticos han reemplazado a las fibras naturales y el poliéster se usa en el 60% de la producción, generando de dos a tres veces más carbono que el algodón sin degradarse en el océano. Greenpeace indica que el lavado de las prendas arroja al mar el equivalente a 50 billones de fragmentos en microfibras.

7. Reemplazando derivados del petróleo: La fundación Ellena MacArthur señala en un estudio que el 40% del empaquetado de plástico acaba en basureros, un tercio en el océano y solo un 14% se recicla. Esto dibuja un escenario crítico. Por eso, la búsqueda de sustitución de biopolímeros y la implementación de estrategias 100% funcionales para el reciclaje es una necesidad para la industria. La startup Oimo, ubicada en La Salle Technova, el parque de innovación de La Salle-URL, se dedica al diseño de nuevos materiales ecológicos en España y Reino Unido. Con la voluntad de reducir los 14 millones de toneladas de plástico que terminan en el océano, ha desarrollado un material soluble al agua como alternativa al packaging de plástico. En este sentido, el Innova Institute considera que el emprendimiento sostenible en empaquetados alternativos al plástico saldrá reforzado en el PostCovid-19.

8. Eficiencia energética: La crisis del Covid-19 ha puesto de manifiesto que es posible realizar cambios transformadores de la noche a la mañana. En términos de energía, se demuestra que no hay razones para no eliminar gradualmente los combustibles fósiles y desplegar tecnologías de energía renovable y eficiencia energética. Es en línea con este concepto que la Unión Europea ha desarrollado una serie de propuestas para llevar a la economía hacia el ahorro energético.

9. Tecnología de las telecomunicaciones: Durante el confinamiento del Covid-19 se ha incrementado considerablemente el tráfico en plataformas online que permiten la organización de reuniones, el desarrollo de clases virtuales y el establecimiento de comunicaciones y conversaciones. Algunas ya eran conocidas —como Zoom, Hangout y Whereby— y otras han aprovechado la oportunidad para darse a conocer o para implantar servicios complementarios.

10. El espacio construido: El Covid-19 ha promovido el desarrollo del teletrabajo, pero también ha evidenciado que esta opción tiene condiciones mínimas para su desarrollo. La experiencia previa permite reconocer los modelos de economía colaborativa asociados a estas propuestas como oficinas compartidas, los garajes compartidos y los lugares de cowork. La fuerza de estos movimientos ha llevado a que empresas de comunicación como ETB, Movistar y Mapfre Seguros hayan presentado a sus usuarios espacios de coworking. Sin embargo, se deben asegurar condiciones mínimas para optimizar los resultados, tanto la separación de ambientes entre la familia y el trabajo, facilitar la innovación al interactuar con empresas del mismo sector, la transferencia del conocimiento o al generar alianzas y complementos cuando se dan espacios con empresas de diferentes sectores.

El artículo original con todos los apartados bien explicados lo puedes leer aquí: El Innova Institute analiza cómo podría ser el emprendimiento sostenible para la era del PostCovid-19

Espero que esta información te sea de ayuda y que te permita reflexionar sobre la necesidad de las sostenibilidad en futuros emprendimientos.

Seguimos en contacto.

Montse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *