Los 8 factores clave para superar a tu adversario en Google

Nadie puede afirmar conocer el algoritmo que utiliza Google para ordenar los resultados de una búsqueda, pero es relativamente fácil investigar qué factores intervienen en él y en qué medida afectan al algoritmo. Además, en la red encontrarás mucha literatura al respecto y podrás ir ampliando conocimientos si el tema te apasiona.

Este artículo recoge los 8 factores clave que te ayudarán a conocer por qué otras páginas están por encima de la tuya, y cómo puedes superarlas.

1. Decide en qué palabras vas concentrar tus esfuerzos

No puedes luchar por muchas palabras a la vez, así que concentra tus esfuerzos en unas 10 palabras o frases, que creas que pueden ser buscadas en Google por tu público objetivo.

Empieza el análisis que te llevará al éxito confeccionando una lista de las 5 primeras páginas web que aparecen en los primeros resultados, cuando buscas esas 10 palabras.

Navega por las 5 páginas que te aparezcan. Haz especial atención en descubrir en qué palabras se están focalizando ellos.

2. Descubre dónde están situadas las palabras por las que tú quieres luchar

Observa bien dónde están colocando las palabras clave.

Google da más importancia a las palabras que están situadas en ciertas partes de una página web. La parte más importante es la URL (la dirección de tu página web), la siguiente es el tag <title>, la siguiente son las cabeceras <h1>, <h2> y <h3>, luego vienen las palabras que son enlaces a otras páginas, y la importancia va disminuyendo, aunque siempre es más alta que el texto plano, si las palabras están en negrita, en cursiva, forma parte de un <alt> (texto alternativo en las imágenes), etc…

3. Descubre qué densidad tienen las palabras clave

Ten en cuenta un par de cosas:

Google (y el resto de buscadores) funcionan por densidad, no por valores absolutos. Así que si en tu URL o en tu título tienes 50 caracteres y 9 coinciden con los que el usuario busca, el valor de tu URL o de tu título es de 9/50. Así que procura no poner textos superfluos o urls con tropecientos números que corresponden a una sesión de usuario o a algo parecido.

Ten en cuenta también, que desde marzo 2004 Google funciona por caracteres, no por palabras. De ahí que en el párrafo anterior haya escrito “caracteres” en lugar de palabras. Hasta marzo 2004, si tu título era “Mesas de madera para oficina”, y el usuario buscaba “mesas de madera”, el valor de tu título era de 3/5 (en castellano no filtraba las preposiciones y las consideraba palabras). Ahora no es así. Ahora va por letras. De esta manera, si alguien busca un derivado de una palabra o un plural, o un verbo conjugado, la página que contiene algo parecido también se incluye en los resultados de búsqueda.

Cuando descubras dónde tienen situadas las palabras, mira con qué densidad aparecen. En tu página web, haz que tengan mayor densidad que en las suyas. Lo puedes hacer incluyendo la palabra más veces o incluyendo menos palabras que no tengan que ver con esa búsqueda. La cuestión es elevar la densidad y superar la suya en cada una de las partes donde aparezca la palabra.

Ojo no te pases… Google penaliza las páginas con densidades sospechosamente elevadas. Puedes conseguir un 100% de densidad en el título y en la URL, sin que pase nada. Pero una página donde ponga una palabra repetida 100 veces, por todas partes, en negrita y con enlaces, y no incluya ningún otro texto, puedes tener por seguro que será expulsada de Google. Así que moderación.

Además, piensa que tu página web tiene que ser leída por tus usuarios/clientes… es fundamental que el texto esté orientado a ellos, no a su efectividad en buscadores.

4. Descubre cuántas páginas tienen sus páginas web

Cuantas más páginas tengas indexadas en Google, más posibilidades hay de que participes en la lucha por ciertas palabras. También hay indicios de que Google sitúa en mejor posición a las web que contienen un número elevado de páginas donde se incluye el término de búsqueda.

O sea, por un lado, incluye las palabras por las que quieres posicionarte en el máximo de páginas posible. Por otro lado, intenta que tu web tenga sobre unas 200 páginas como mínimo.

Pero una vez más, descubre qué hacen tus competidores e inclúyelo en la tabla que empezaste a realizar al principio de este estudio.

Para saber cuántas páginas tienen indexadas en Google, basta con que escribas en la cajita buscadora:

site:www.nombredelaweb.com

(ojo no incluyas un espacio entre site: y la url)

Para saber cuántas páginas indexadas contienen una palabra en concreto o una cadena de palabras, basta con que escribas en la cajita buscadora:

site:www.nombredelaweb.com “palabra o frase”

Esto te dará el número de páginas que contienen la frase “palabra o frase” en la página web www.nombredelaweb.com

5. Descubre el número de enlaces que apuntan a sus páginas

El algoritmo que forma el PageRank (nota cultural: PageRank significa “ranking de Larry Page”, no “ranking de páginas”), está formado por otros muchos algoritmos y es bastante complicado de entender. Pero hay unos rasgos básicos que fácilmente puedes aplicar a tu página web.

En el PageRank influyen sobre todo, el número de enlaces que apuntan a una página web, la densidad de estos enlaces en la página de origen y el PageRank de la página de origen.

Así que este punto número 5 versará sobre el primero de los factores que afectan al PageRank: el número de enlaces.

Una vez más, anota en tu listado el número de páginas que enlazan a cada una de las 5 webs competidoras que estás analizando.

Para saber el número de enlaces a una página, basta con que escribas en la cajita buscadora:

link:www.nombredelaweb.com

Desde marzo del 2004, Google da menos valor a los enlaces que provienen de páginas con la IP parecida a la tuya, así que no hace falta que hagas trampas: Google lo sabe.

Escribimos un artículo acerca del algoritmo HillTop que utiliza Google para calcular y filtrar el PageRank de las webs, hace unos meses: HillTop

6. Analiza qué tipo de web enlaza a la de tus competidores.

Con toda probabilidad no podrás incluir en tu listado el PageRank de cada una de las páginas que enlazan con las de tus competidoras, pero es importante que veas qué tipo de web son, qué PageRank tienen, a cuántas otras páginas web enlazan y qué palabras utilizan para linkear a tus competidores.

Cuanto mayor es el PageRank de una página que te enlaza, mayor es el número de puntos que recibes por este enlace. Así que busca páginas con un PR alto y consigue que te enlacen.

Para terminar con este punto, no olvides que en Google y en el resto de buscadores, todo funciona por densidades, así que si de una web salen 100 enlaces a otras webs, el valor de un enlace que vaya a ti es de 1/100. Así que olvídate de las granjas de enlaces. Consigue enlaces a tus páginas en webs con pocos enlaces y con un PageRank alto.

7. Descubre qué palabras utilizan tus competidores en los enlaces que van a sus webs

Si la palabra buscada forma parte de un enlace de un tercero a tu página web, tienes un bonus en puntos (por decirlo de alguna manera). Así que si te dedicas a la fabricación de mesas de madera para oficina, procura que las páginas que enlazan a la tuya utilicen la frase “mesas de madera” para enlazarte, en lugar de www.minombredeempresa.com

Obviamente, no siempre puedes controlar qué palabras utilizan terceras webs para enlazar a la tuya… pero por cuando puedas hacerlo, recuerda este punto número 7: recuerda el bonus que te llevas si lo consigues!!

8. Anota qué PageRank tienen las páginas de tus competidores

No olvides incluir una columna en tu estudio que indique qué PageRank tienen las páginas web de tus competidores. Esto te ayudará a entender por qué están en las primeras posiciones.

Recuerda que para aumentar tu PageRank debes, sobre todo, incrementar el número de páginas que enlazan a la tuya. Así que si tienes un PageRank de menos de 4, ponte manos a la obra para conseguir más enlaces. Si lo tienes de más de 4, es bastante difícil subirlo si no realizas alguna campaña específica para este fin, bien ideada y con una buena estrategia.

Tampoco te obsesiones si no tienes PageRank asignado o hace tiempo que no varía tu PageRank a pesar de las acciones que llevas a cabo. El PageRank no es algo que Google calcule cada día, ni siquiera cada mes. Este año, sin ir más lejos, Google ha estado sin calcular PageRanks desde junio hasta primeros de octubre. Desde entonces no los ha calculado de nuevo y además ha indexado 4.000.000.000 más de páginas web que antes no tenía… así que no sabemos cuándo volverá a calcular los nuevos PageRank. Ten paciencia.

Hasta aquí, hemos descrito los 8 factores clave que te llevarán a ganar posiciones en Google. Pero cuando realizo este tipo de benchmark, suelo incluir tres columnas más en el listado. Se trata de la posición de nuestros competidores en el ranking de Alexa. No es que Alexa influya en Google, pero es bueno saber dónde están situados a nivel de visitas únicas, de páginas vistas por usuario y de ranking en general. Estos tres datos los encontrarás buscando a tus competidores en Alexa.com.

Espero que los 8 factores te hayan sido de utilidad. Este artículo está orientado a servir de guía a personas que desean conocer la posición exacta de sus páginas web, respecto a las de sus competidores. No pretende ser manual en profundidad acerca de cómo funciona Google.

Si deseas ver la presentación que utilizamos cuando realizamos conferencias acerca de cómo funcionan los buscadores, puedes descargártela aquí: Diapostivas COPCA

Si deseas más información sobre buscadores: Curso gratuito de Posicionamiento en Buscadores

Por cierto, si tienes dudas o deseas ampliar más algún punto en concreto, estaremos encantados de asistirte.

Descubre como funciona Google Scholar, el nuevo buscador de Google

A finales de la semana pasada Google puso online la versión beta de Google Scholar, su nuevo buscador para localizar información técnica entre todos los artículos, estudios, tesis, white papers, case studies, informes técnicos, investigaciones, documentación de centros de investigación y universidades, libros, etc… publicados.

No ha pasado ni un mes desde que Google lanzo su herramienta Google Desktop Search que ya nos ha vuelto a sorprender gratamente lanzando Google Scholar.

La imagen inicial es muy similar a la del buscador Web de Google, sin embargo, a la que hemos introducido un tema de búsqueda y le damos al botón de “search”, nos aparece una ventana de resultados ordenados con información nada comercial y sin anuncios. Los criterios de ordenación tienen en cuenta el contenido de los documentos, el autor, la publicación en la que aparece dicho documento y, de manera similar a como lo hace para la versión Web con los links-in, la cantidad de citas a dicho artículo en otros documentos. Por último, llama la atención que los enlaces mostrados no son únicos, ya que un mismo artículo puede ser publicado en diferentes medios. Presenta incluso enlaces a documentos referenciados por los estudios (incluso pueden no existir en la Web), concepto similar a los links-out de la versión Web.

Para limitar las búsquedas por autor, nos permite incluir en la caja buscadora el filtro “autor:”, que podemos escribir solo o junto con el tema o concepto que estamos buscando para limitar el número de resultados a obtener.

Pasando a la práctica, me he dedicado a hacer unas cuantas búsquedas en las dos versiones de Google para ver las diferencias reales. La primera búsqueda que he realizado es “eye tracking technology”. La versión Web me ha devuelto 1.040.000 referencias y cuatro anuncios. De los 10 primeros resultados obtenidos, 4 son empresas que comercializan soluciones relacionadas con dicha tecnología. Los 6 restantes son estudios o información técnica relacionada. Por contra, los 13.600 resultados mostrados por Google Scholar son 100% técnicos, no apareciendo referencias comerciales o anuncios… así que perfecto!

He tomado un segundo ejemplo, “web metrics”. Los resultados obtenidos han sido curiosamente muy similares. De los siete anuncios y 2.050.000 resultados obtenidos para la versión Web, un 40% han sido resultados técnicos y un 60% resultados comerciales. Para la versión Google Scholar, han sido 28.000 los resultados obtenidos, todos ellos técnicos nuevamente.

Por último, mencionar a los autores cuyos documentos técnicos no han sido todavía indexados que deben solicitar a su universidad, escuela o editorial que contacte con Google Scholar para que incluya dicho contenido. Google Scholar no permite de momento la publicación directa por parte del autor de informes y documentos. Hay más información disponible en las preguntas frecuentes.

Definitivamente, una herramienta que dará mucho que hablar en la comunidad investigadora a partir de ahora.

Inventan un robot que caza moscas para obtener energía y ser autosuficiente

Aunque parece una broma, no lo es. La revista The New Scientist ha publicado, en su edición de hoy, esta gran invención. Un robot que utiliza el azúcar que contiene el exoesqueleto de las moscas y permite que (mientras haya moscas a la vista) el robot no necesite otra fuente de energía.

Si leemos bien el artículo vemos que la cosa no es tan sencilla como parece a simple vista. De entrada, la energía que el robot obtiene a base de romper cadenas de polisacáridos del exoesqueleto de las moscas es muy baja y sólo permite que el robot se mueva 2 centímetros cada 12 minutos.

Por otro lado, está el problema de hacer que las moscas se acerquen… pero eso lo han resuelto bien. El robot utiliza un aroma, sintetizado a partir de heces humanas, que atrae a las moscas hacia una especie de embudo que las succiona hasta el tubo digestivo. Jajajajaja… no se puede negar que está bien pensado.

Anécdotas robóticas aparte, las investigaciones que han llevado a la invención de este robot nos abren un sinfín de posibilidades:

  • La energía de los polisacáridos puede utilizarse como complemento a la energía solar para fabricar cualquier tipo de “cosa” que necesite ser autónoma energéticamente hablando. (¿Qué tal un robot que cuando no haga sol, coma patatas, remolacha,… o soja transgénica?).
  • La producción de energía eléctrica para hogares puede intentar hacerse a partir de las heces y de la basura orgánica, en el propio hogar de los usuarios: lo cual reduciría la cantidad de desperdicios que las ciudades necesitan recoger, procesar y eliminar. Los polisacáridos más abundantes en la naturaleza son el almidón y la celulosa… nuestras basuras están llenas de ellos. Con 50 gr. de azúcar puede mantenerse encendida una bombilla de 40w durante 8 horas.
  • El uso de baterías de azúcar, para reemplazar baterías de teléfonos móviles y otros aparatos que necesitan ser recargados enchufándolos a la red eléctrica.
  • ¿Qué tal un filtro que potabilice agua de desechos y genere electricidad? Ideal para una nave espacial o para una estación orbital. En general, ideal para cualquier ecosistema cerrado.

Enlaces interesantes para profundizar en el tema:

Artículo de The New Scientist donde se explica la invención del robot, y donde explican con detalle cómo se transforma la energía de un azúcar en una corriente de electrones capaces de producir la energía que necesita el robot.
The New Scientist (http://www.newscientist.com/article.ns?id=dn6366)

Página web donde explican cómo se transforma la energía del azúcar (o de cualquier polisacárido) en energía eléctrica:
Geobacter (http://www.geobacter.org/)

Artículo acerca de bombillas que funcionan con terrones de azúcar:
Baterías de Azúcar (http://www.newscientist.com/article.ns?id=dn2899)

Primeras imágenes de las maquetas del futuro ascensor espacial

Tomar un ascensor hacia el espacio puede sonar a ciencia ficción, pero en Seattle se está construyendo el primer prototipo de ascensor espacial.

Lo cierto es que aunque la imagen que muchos tenemos en la cabeza, es parecida a un ascensor más o menos común, la realidad sobre la que trabajan los científicos es un poco diferente. Para empezar, no se trabaja con un cable sino con una cinta ancha, fabricada con nanotubos de carbono… más bien, algo parecido a un monorraíl o una cremallera.

…Y en esto es en lo que están trabajando en Seatlle.

La empresa LiftPort Group cuenta con una beca de 570.000 dólares de la NASA para construirlo además de fondos de inversores privados y de un plan de empresa que se basa en generar ingresos desde el primer año de investigaciones.

Cómo es un ascensor espacial

El concepto es simple. El ascensor es básicamente un cable, atado a un extremo a una plataforma, que puede estar en el mar flotando o en tierra.

En el otro extremo hay un satélite, en órbita de 35.000 Km flotando sobre la Tierra.

Las mercancías, tales como partes de una estación espacial, o humanos que viajan por placer, son catapultados por el cable y puestos en órbita, en una fracción del coste actual, ya que coordinando las subidas y las bajadas de material, la fuerza de la gravedad es quien hace la mayor parte del trabajo.

Cómo se está construyendo: un nuevo modelo empresarial

La empresa LiftPort está divida en varias pequeñas empresas, que cada una por su lado, atacan una faceta distinta del enorme trabajo de ingeniería que supone la construcción de un ascensor. Así, existe una empresa que se dedica a encontrar la mejor manera de construir la cinta de nanotubos y a investigar la esencia de la cinta, otra que trabaja en la propulsión de la caja del ascensor y en la caja misma… también cuentan con una empresa que se dedica a promocionar el ascensor y con otra que gestiona los fondos.

El trabajo de cada una de estas empresas llevará a la invención y comercialización de muchos otros artefactos que serán útiles para otras industrias. Por ejemplo, parece que a raíz de las investigaciones han dado con una nueva forma de proceder a la vigilancia aérea, y también a un nuevo tipo de antenas que flotan en globos y que permitirían grandes redes wireless.

Así que está claro que el modelo de negocio de LiftPort se basa en ir obteniendo financiación a partir de la comercialización de todo lo que se invente por el camino. Porque recordemos que LiftPort no es una empresa de científicos (aunque los haya…) sino una empresa de ingeniería… y un ingeniero, un científico y un comercial… forman un trío que en manos de un financiero genera buenas expectativas, cuanto menos.

Las imágenes de la primera maqueta

Las imágenes que ilustran este artículo son de un robot llamado “Squeak”, que es capaz de subir por una cinta de plástico. Parece que este robot, a otra escala, es bastante parecido al futuro ascensor espacial, y según ha declarado Michel Lane, Presidente de Lift Port Group, el equipo que trabaja en la propulsión de la caja del ascensor, lo hace a partir del Squeak.

Una de las novedades de este robot es que funciona propulsado por un rayo láser enviado desde la base en la Tierra y que choca contra una plataforma dispuesta en un lateral del robot, haciéndolo avanzar.

Las claves del ascensor espacial

…Pero volvamos al ascensor: los tres pilares técnicos para la fabricación del ascensor, y en lo que se trabaja en LiftPort son:

  1. Un transporte robótico que resista tanto la presión a nivel del mar, como el trabajar a más de 50.000 km de la Tierra. Las preguntas: ¿ruedas? ¿raíles? ¿cables?
  2. Hallar un material super-resistente que no colapse sobre su propio peso cuando tenga 100.000 km de longitud.
  3. Hallar una fuente de energía para el robot. ¿Energía Solar? ¿Baterías?

Si se construye un ascensor que resuelva estos tres pilares técnicos, también podrá fabricarse una variante del ascensor que dejaría fuera de combate las lanzaderas de la NASA… ya que con alguna modificación, el robot y la cinta podrían lanzar el material y propulsarlo hasta la órbita de Marte o de cualquier otro planeta. Una vez en esa órbita, otro ascensor espacial podría bajarlos hasta la superficie. Y viceversa… desde Marte se podrían enviar materiales a la Tierra (…esto ya empieza a sonar a Kim Stanley Robinson en “Marte Rojo” Ed. Minotauro).

Las universidades, volcadas también en el proyecto

Michael Lane ha estado dando conferencias y seminarios por diferentes universidades del área de Seattle, para conseguir que un gran número de estudiantes verse sus tesis de doctorado en tecnologías relacionadas con el ascensor.

Y como era de esperar… ya ha aparecido un magnate norteamericano que ha creado el “Elevator: 2010” que premiará innovaciones en el desarrollo de robots tipo Squeak, así como cintas de materiales súper resistentes y sistemas de propulsión que sean viables para el ascensor.

Lo cierto es que el ascensor es un proyecto muy atractivo que lleva la fama y el dinero asociados. Sin duda, la empresa que ponga en funcionamiento el primer ascensor espacial, tendrá una fuerte ventaja sobre sus posibles competidoras. Se espera que en los 20 próximos años, haya hasta 10 ascensores espaciales. Las malas noticias son: que no se espera que haya ningún ascensor terminado durante los 5 próximos años, más bien se espera que esté construido entre 8 y 10 años a partir de ahora…
… “La Paciencia es la madre de la Ciencia.”

La primera cita del “Elevator: 2010” será en junio 2005 y el premio, 50.000 dólares… así que si eres ingeniero y te gustan los cacharritos que pueden ayudar a crear al primer ascensor espacial…ya sabes…

Enlaces interesantes para quien desee ampliar información:

  • Si quieres participar en el “Elevator: 2010”, ésta es tu web:
    Elevator: 2010
  • Si deseas conocer más a fondo cómo funciona el Ascensor aquí está la página web de la empresa que está construyendo el ascensor:
    LiftPort Group

El SpaceShipOne de MAV y Virgin Galactic gana los 10 millones de dólares del X-Price

Como indicaban todos los pronósticos, el x-Price fue para el SpaceShipOne, la nave creada por el equipo de Paul Allen (Microsoft) y Burt Rutan (pionero aeroespacial), con el auspicio de Richard Branson y su recién fundada empresa Virgin Galactic.

El 4 de octubre, Brian Binnie, a los mandos del SpaceShipOne, subió por segunda vez en menos de 5 días a 112 kilómetros de altura, estableciendo el récord en altitud jamás alcanzada por una nave privada.

El jurado del x-Price declaraba ganador, y ofrecía un premio de 10 millones de dólares, a la primera nave que consiguiese por 2 veces consecutivas, en menos de quince días, situarse a 100 Km. de altura, en una nave tripulada que pudiese llevar el peso de 3 personas y que fuese capaz de aterrizar de nuevo en el Aeropuerto de Mojave.

El SpaceShipOne es propiedad de la empresa Mojave Aerospace Ventures, de la cual Paul Allen, cofundador de Microsoft y el pionero espacial Burt Rutan, son socios fundadores. Ambos han sido también los diseñadores y creadores de esta nave espacial, que ha costado más de 20 millones de dólares.

Hace ya unos días, justo antes de que el SpaceShipOne hiciera su primer vuelo en el x-Price, Richard Branson anunciaba en rueda de prensa que Virign Galactic, una de sus más recientes creaciones empresariales, contaba con comercializar vuelos espaciales con el SpaceShipOne, a partir de 2007. “Esperamos convertir en “astronautas” 3.000 personas, en los próximos cinco años y hacer realidad su sueño de admirar la majestuosa belleza de nuestro planeta y las estrellas en todo su esplendor, así como disfrutar de la increíble sensación de la ingravidez“, explicó un eufórico Richard Branson en una rueda de prensa.

El precio del billete, que incluye un curso formativo de tres días de duración, alcanzará en un primer momento las 115.000 libras (unos 169.000 euros). La nave que espera contratar Vigin Galactic es un nuevo SpaceShipOne (que se llamará SpaceShipTwo :) ), que tendrá capacidad para 5 personas y un piloto, y que empezará a construirse a finales de este mismo año.

El turismo espacial parece que va en serio

Aparte del hecho que varios magnates se están ahora dedicando a construir naves espaciales (ya comentábamos en un artículo anterior, que hay rumores fundados que apunta a que Jeff  Bezos [Amazon] ha fundado la Blue Origin, empresa que se dedicará al turismo espacial), sin duda, el éxito del SpaceShipOne abre la era del turismo espacial.

Y aunque el x-Price ya tenga ganador, obviamente, el resto de los equipos participantes (24 equipos), van a luchar para ser ellos quienes consigan convertirse en “el primer vuelo de turismo espacial”. Esta lucha es la que realmente llevará a dar comienzo a la nueva era. El equipo canadiense de Da Vinci Group, ya ha vaticinado que serán ellos quienes consigan este hito.

El sector privado toma la iniciativa

Si algo ha demostrado el x-Price es que el desarrollo aeroespacial ha pasado por el mismo punto de inflexión que pasó la aeronáutica después de la segunda guerra mundial: el sector privado toma las riendas de las investigaciones y los desarrollos y busca rentabilizarlos ofreciendo sus servicios al público en general.

Pero no todo es entusiasmo y buenas esperanzas… los primeros críticos ya han aparecido y hacen hincapié en la peligrosidad de estos vuelos y en el hecho de que “las empresas privadas, normalmente, están dispuestas a tomar riesgos que las empresas estatales no tomarían“… NASA dixit (desde los desastres del Challenger y del Columbia, va con pies de plomo en todas las misiones y cualquier nuevo error donde perezca un humano, implicará la reducción de su presupuesto y el cuestionamiento de todos sus proyectos).

Otro tema es la rentabilidad de estos vuelos… ¿Cuánta gente estará dispuesta a pagar los precios de los billetes que le llevarán a ver la Tierra desde el espacio?… Imagino que siempre habrá un “Denis Tito” (el personaje que pagó varios millones para viajar hasta la Estación Orbital Internacional, hace 3 años) dispuesto a pagar lo que sea para ver nuestra joya azul desde el espacio… pero de ahí a rentabilizar las inversiones a corto/medio plazo… ya veremos.

Un nuevo premio

De momento, y para animar a seguir con la carrera espacial privada, la Nacional Space Society ha anunciado un premio de 50 millones de dólares, ofrecido por el millonario Robert Biguelow, para la primera nave privada que consiga ponerse en órbita.

Veremos quién será el ganador…

Información complementaria sobre el x-Price:

Página oficial de X-Price:
X-Price

Nota de prensa donde Richard Branson anunciaba que comercializaría vuelos apartir de 2007:
Virgin Galactic

Video y fotografías de los participantes en x-Price
Imagenes x-Price

Ansari X-Price: Concurso de sondas espaciales – Premio a quien consiga situar una nave a 100 Km

Mañana se celebra el Ansari X-Price en el desierto de Mojave, California. Este año el premio por conseguir situar una nave a 100 Km. de altura, es de 10 millones de dólares. El gran favorito es el equipo de Paul Allen (Microsoft) y Burt Rutan (pionero aeroespacial) con el SpaceShipOne.

SpaceShipOne de Virgin Galactic (que es una de las naves del equipo de Paul Allen y Burt Rutan), hace que cada vez estemos más cerca de los vuelos espaciales privados.

Pero volvamos al X-Price:

El X-Price consiste en conseguir 2 vuelos a 100 Km. del suelo, en un intervalo máximo de dos semanas.

Allen y Rutan están seguros de conseguirlo, pero hay 24 equipos más que competirán contra ellos.

Entre éstos, se encuentra el equipo formado por Eric Meier y Phil Storm, de la empresa Space Transport Corp Inc, ambos reputados científicos y con experiencia en la fabricación de sondas espaciales ya que ambos trabajaron para Aerojet Corp (Redmond [población vecina de Seattle]).

[Nota mental 1: Paul Allen = Seattle, Aero Jet Corp = Seattle… Parece que el área de Seattle está en plena ebullición aeroespacial. ¿Será por las varias generaciones de habitantes de la zona han trabajado en Boeing y en las empresas subsidiarias que se han creado a su alrededor?].

En el área de Seattle, también encontramos a otra empresa interesante: la Liftport Inc (Bremerton). Nada más y nada menos que dedicada a construir un ascensor espacial, que reducirá drásticamente el coste de situar material en órbita. Concretamente, según declaraciones de su Presidente y fundador Micheal Laine, el coste se reduciría de 20.000 dólares por libra de peso, a 400 dólares. El primer prototipo ya está en construcción.

(Artículo donde explicábamos hace unos meses, el funcionamiento de un ascensor espacial: ascensor espacial)

A pesar de que parece claro que ganará el SpaceShipOne, la mayor parte de los participantes, lo que realmente esperan, es encontrar inversores para sus proyectos. Proyectos que van todos encaminados a situar gente y mercancías en el espacio, a bajo coste, cosa que de por sí, ya parecer ser un buen negocio.

Se comenta por medios no oficiales que Jeff Bezos, el fundador de Amazon.com también está trabajando en la creación de una empresa que fabricará naves espaciales. Concretamente ha fundado en Seattle (sí, otra vez Seattle) la Blue Origin, empresa que piensa dedicarse al turismo espacial.

[Nota mental 2: Con Paul Allen (Seattle), Jeff Bezos (Seattle) y Richard Branson (Londres) ya tenemos a 3 emprendedores multimillonarios, metidos en el mundo del turismo espacial. Esto es un indicativo claro de que hay oportunidades de negocio y dinero a ganar].

Desde éstas páginas haremos el seguimiento de la X-Race durante los próximos días…

Se aproximan años muy interesantes. Sin duda.

Información complementaria para quien desee ampliar conocimientos:

Página oficial de X-Price:
X-Price

Información sobre el equipo argentino que competirá en el X-Price:
WildFire

Artículo del Seattle Post donde se comentan las virtudes de las empresas del área de Seattle y su relación con la industria del turismo espacial y la X-Price:
Seattle Post – Turismo Espacial

Descubre cómo funciona A9: la versión definitiva del buscador creado por Amazon

A9 de AmazonCómo funciona A9, en qué tipo de algoritmos se basa, porqué se llama A9, quien lo ha ideado, y todo lo que hemos podido saber acerca de este nuevo buscador que tendrá que medírselas con Yahoo, Google y el nuevo MSN que Microsoft tiene en beta. ¡Vamos a verlo!

La entrada de A9 en el mercado de los buscadores nos abre un interesante periodo en que la guerra por monopolizar las búsquedas de los usuarios toma una nueva dimensión.

Con la nueva versión que Amazon colgó ayer, vamos a revisar de nuevo los temas tratados en el análisis funcional para encontrar las diferencias, ver si han corregido los puntos débiles que mostraban en abril y descubrir las novedades que nos presenta este buscador.

Servicio de Personalización de Búsquedas:

Cuando entras en A9 y eres usuario de Amazon, la misma cookie te reconoce y te saluda con un “Hello Montserrat” que me deja pasmada y que, por el impacto, no puedo evitar que me haga pensar en un “Welcome professor Falken, ¿Would you like a game of chess?” :-)

A parte del nombre, me muestra la caja buscadora y el histórico de todas mis búsquedas en A9 por si deseo consultar algún resultado anterior (y no sé si lo han programado así, pero también podría servir para conocer tus elecciones en los resultados de búsquedas que te han ofrecido, y así poder ofrecerlos mejor la próxima vez que buscas algo… lo descubriremos con el tiempo)

Acerca de la base de datos utilizada por A9:

Definitivamente A9 utiliza la base de datos de Google, en lugar de utilizar la de Alexa (recordemos que Alexa fue comprado por Amazon en el 2000 y que Alexa tiene escaneadas más páginas web que Google… aunque Google mantiene limpia su base de datos y borra cada 6 meses las páginas web a las que sus spiders no han podido acceder durante ese periodo de tiempo, … Alexa no lo hace)

En el análisis de abril, comentábamos que utilizaba la base de datos de Google, pero que no la utilizaba entera, sino sólo una porción de ella. Ahora confirmamos que la utiliza entera: realizando búsquedas del tipo site:www.solocine.com obtenemos el mismo número de resultados (aprox.), en ambos buscadores.

Acerca del Algoritmo de ordenación de A9

Es el de Google, sin dudarlo.

Ofrece alguna variación en el orden de los resultados, pero creo que es más debido a que tanto Google como A9 aplican filtros a los resultados sin que te enteres, que al algoritmo mismo. Por ejemplo, según el idioma del layout de Google que tengas, cuando buscas resultados en Castellano, te ofrece resultados diferentes… aunque tu insistas en que deseas que no haya filtros por medio…

Es una lástima que no hayan optado por utilizar su propio algoritmo y competir con Google en ver quien ofrece búsquedas de mayor calidad. Aunque usen su misma base de datos… A9 lo tenía muy fácil para usar el ránking de Alexa en lugar del PageRank a la hora de determinar la relevancia de una página e influenciar así el algoritmo de ordenación de resultados. Pero parece claro que ha optado por aliarse a Google en lugar de por competir contra él.

Acerca de la publicidad en A9

Utiliza el sistema de Adwords de Google y de Links Esponsorizados de Google. Directamente servido desde las propias máquinas de Google (se puede ver en la url de redireccionamiento de los anuncios)

¿Cual es la propuesta de valor de A9? ¿En qué se diferencia del resto?

Puesto que estamos viendo que A9 de momento es básicamente un Google con otro look&feel, veamos en qué se diferencia:

  •  A9 ofrece resultados de búsqueda de imágenes al mismo tiempo que ofrece la búsqueda en web e incluso al mismo tiempo que busca en los textos de los libros de Amazon. Es una función muy cómoda y que facilita el descubrir si esa página te interesa o no.
    La mayor parte de las funciones de la web funcionan con “drag & drop”. Es la nueva tendencia en la usabilidad de aplicaciones destinadas a usuario final. Todo se arrastra y se coloca donde deseas que funcione o que se guarde.
  • Servicio de Búsquedas Favoritas (Bookmarks): si arrastras hacia Bookmarks la url de una web de las que aparecen en un resultado, esta queda automáticamente guardada allí para que puedas consultarla cualquier otro día.
  • Ofrece 4 skins diferentes y 3 tamaños de fuente: Si quieres ver A9 en color violeta y con letras aptas para miopes sin gafas, A9 te lo permite.
  • Ofrece la “Site Info” de Alexa en todos sus resultados de búsqueda: los resultados que ofrece tras una búsqueda determinada van acompañados de un pequeño icono de “site info”. Este icono funciona como en Alexa, activa una layer con información sobre la página (posición en el ranking de Alexa, links a la página, velocidad de descarga, etc.)

No creo yo que Udi Manber esté muy satisfecho con el nuevo A9. Manber es un especialista en algoritmos, ex “jefe de algoritmos” de Amazon, ex “director científico” de Yahoo y ex profesor de informática de la Universidad de Arizona…  no lo veo como alguien que se contente con sacar al mercado un Google con algunas cosillas retocadas en superficie… Desconozco por cuanto tiempo se ha cerrado el acuerdo con Google y si hay o no dinero por medio (a parte de los Adwords, que beneficia a ambos. Los Adwords de Google también están en Amazon).

El tiempo nos lo dirá… pero tengo la esperanza de que A9 acabe siendo la crisálida de algo mejor que nos espera en un futuro próximo… o quizás muera en el intento… ya veremos.

Como curiosidad: Udi Manber es el artífice del nombre de A9, que hace referencia a las 9 letras de la palabra algoritmo en inglés (Algorithm).

Por cierto… la url de A9 es www.a9.com por si quieres jugar un rato y encontrar las diferencias respecto a Google :-)

Las velas solares: sueño de Ciencia Ficción que se hace realidad ésta semana

Una nave japonesa fue lanzada el pasado lunes, con dos velas solares en su interior, para ser probadas en el espacio. Algo que hasta ahora sólo era Ciencia Ficción, puede ser realidad en muy pocos días.

(Imagen: Ilustración de la posible forma de una vela solar)

Vivimos en una era magnífica donde cada día se producen avances espectaculares en la tecnología. Aunque confieso que cuando tenía 20 años estaba convencida que a los 30, viviría en una colonia marciana (no es broma). Ahora que tengo 30_y_algunos, veo que todo va mucho más despacio. Pero no deja de maravillarme que cosas como las velas solares, que hasta hace poco sólo eran producto de la Ciencia Ficción, ahora se estén utilizando para propulsar naves espaciales.

Al igual que con el ascensor espacial, Arthur C. Clarke en su libro “El Viento del Sol” (Alianza Editorial – 1987) nos narra entre otros relatos, cómo es una regata con veleros solares y qué técnicas deben utilizar para ir en dirección contraria al sol o viajar a distancias donde los rayos solares son débiles.

En este libro de Clarke queda patente que si bien el valor de la energía producida por los fotones sobre la vela de un velero solar es muy baja, como es una aceleración continua (y gratis por cierto), es suficiente para que unos días después de haber partido de la Tierra y gracias a la ausencia de fricción, la nave pueda alcanzar 3.000 Km/h con cero combustible.

Pues esto que parece Ciencia Ficción 100%, resulta que no lo es. En la edición de hoy de  The New Scientist se explica que el pasado lunes día 9 de agosto 2004, una nave japonesa partió de la base Uchino Space Center en Kagoshima (sur del Japón) con dos velas para ser probadas en el espacio.

Si las velas funcionan, el combustible para la navegación interplanetaria sería prácticamente innecesario.

(Imagen: otra Ilustración de la posible forma de una vela solar)

Ahora sólo faltaría poder prescindir del combustible necesario para vencer la gravedad de la Tierra… pero esto ya lo solucionábamos con el ascensor espacial :-)

La teoría que habla de la energía sobre las velas, no es nada nuevo, la base teórica acerca de la presión solar fue establecida por Maxwel en 1860 y reconocida por Einstein en sus trabajos sobre la naturaleza de la luz. Aunque hasta ahora, nadie se había atrevido a realizar experimentos en el espacio, directamente con velas (sí los habían hecho en la alta atmósfera… y habían fracasado).

En fin… ojalá las velas japonesas funcionen bien!

Algunas clarificaciones:

  • Las velas solares usan la luz del sol, no el viento solar.
  • El viento solar lo producen los electrones y protones que emite el Sol cuando quema hidrógeno. Estas partículas son lanzadas a gran velocidad por el espacio, pero contienen muy poca energía. Las velas solares, utilizan la energía cinética de los fotones de la luz del Sol para impulsarse.

Páginas interesantes y con información complementaria:

  • Descripción de diferentes formas de navegación espacial:
    Ciencia-Ficción
  • Artículo del New Scientist donde se habla del lanzamiento de la nave japonesa.
  • Interesante artículo (en Castellano) acerca de cómo funciona una vela solar.

Yo, Robot. O cómo un mal trabajo de marketing puede acabar con una película

Hace días que vengo siguiendo la polémica que “Yo, Robot” ha desencadenado en los Estados Unidos entre las filas de amantes de la Ciencia Ficción. Pero me he negado a escribir acerca de ello, hasta que he podido ver la película y he podido juzgar por mí misma, y discernir si “Yo, Robot” de Alex Proyas, atenta o no, contra la memoria de Isaac Asimov.

Y lo cierto es que no. Aunque si sólo te guías por el tráiler de la película podrías pensar que así es… y el tráiler es justamente lo que ha desencadenado las iras de los lectores de Asimov.

Y es que esta vez se han lucido con la promoción de la película!!
Vaya porquería!!

Apuesto a que los creadores de la campaña de promoción ni se habían mirado la película, ni se habían leído ninguno de los libros de Asimov.

Hasta puedo imaginar al equipo que prepara la campaña…
“A ver… qué tenemos…  Will Smith + Ciencia Ficción + verano… OK… veamos… ¿cuál es el argumento?… robots amenazan humanos… polis contra robots… vale venga… hagamos un tráiler con algunas imágenes espectaculares de robots contra humanos,… Asimov?… ummm… hagamos unos panfletos con las Tres Leyes de la Robótica (pero agregando una coletilla tipo “son perfectas hasta que algo falla”)… vale… ya está… ¿El siguiente por favor?”.

Total, que tras los tráilers y los panfletos (que en España también han sido distribuidos), empezó todo un movimiento a través de Internet, para boicotear la película y solicitar a todos los amantes de la Ciencia Ficción la no asistencia a los cines para ver el film de Proyas.

Cuando vi el tráiler por primera vez, mi reacción inmediata y sanguínea, también fue la de “acordarme de los muertos” del señor Proyas, por haber utilizado el universo de la serie de los robots, a la entrañable Dra. Susan Calvin y a las 3 leyes de la robótica y al nombre de Asimov, para promover un film, que claramente (a juzgar por los tráilers) atentaba contra la memoria de Asimov. Lo que Asimov en realidad, en todos sus libros transmite acerca de los robots, no es otra cosa que simpatía hacia estos seres que por su candidez y por su voluntad de servir a la humanidad, a veces se desvían del camino marcado y dan lugar a innumerables y divertidas situaciones paradójicas.

En el universo de Asimov, las tres leyes de la robótica tampoco son perfectas, de hecho, Asimov se inventa una Ley Cero en la novela “Robots e Imperio” (“Un robot no puede realizar ninguna acción, ni por inacción permitir que nadie la realice, que resulte perjudicial para la humanidad, aun cuando ello entre en conflicto con las otras tres Leyes.”), y hasta tenemos La Fundación, donde no hay robots… (al menos, que sus habitantes sepan…). Pero tras leer cualquiera de sus libros, en ningún caso tienes la sensación de que los robots son malos y que tienen que ser exterminados.

Una vez vista la película, te das cuenta de que si bien el “Yo, Robot” de Proyas no tiene nada que ver alguna de las 9 historias cortas que recoge el libro homónimo, el espíritu final de la historia tampoco está en contradicción con el espíritu de Asimov. Sólo es la campaña de promoción de la película la que debe ser quemada, no la película en sí.

Y definitivamente, “Yo, Robot” es una película que vale la pena ir a ver. Tiene unos efectos especiales apabullantes y tiene escenas que se recordarán durante tiempo (escena del almacén de robots, con robot +1 infiltrado, y escena con contenedores llenos de robots antiguos poniendo carita de “Gato_con_Botas_de_Shrek_2”). El film de Proyas también explora temas como las grandes corporaciones y sus políticas internas, la dependencia humana por todo lo que es tecnología y los prejuicios humanos ante lo desconocido.

Prefiero no explicar nada más acerca de la película para que el lector que aún no la haya visto pueda ir al cine y disfrutar con ella… aunque si ha visto el tráiler… mejor que se olvide de él y entre a la sala de proyección con la mente abierta.

(A cinco minutos del final, pregúntate quién es el asesino… a ver si aciertas :-) )

Descubre cómo es el creador de Radio Rivendell y cómo funciona una emisora en Internet

Entrevista a Anders Dahlgren

Anders Dahlgren (el de la foto), un sueco de 29 años, consultor de CapGemini trabajando en Sony Ericsson, es el creador de la primera emisora de radio que emite música de género épico-fantástico, las 24 horas del día, ideada para ambientar partidas de rol.

En el artículo: “Si eres un Elfo, ahora ya tienes tu emisora de radio”, comentaba el descubrimiento de esta emisora de radio, donde puedes escuchar a cualquier hora del día y sin interrupciones, las bandas sonoras de películas como “El Señor de los Anillos” y “BraveHeart” o bandas sonoras de juegos como Neverwinter Nights y Warcraft III.

A raíz del artículo mencionado, Anders ha tenido la amabilidad de saciar mi curiosidad acerca de su persona y de esta fabulosa emisora de radio que emite a través de Internet desde el año 2002 y ha permitido que lo entrevistase para Noticias.com.

¿Cómo empezó Radio Rivendell?

Bueno… empezó como una diversión entre unos amigos con los que jugaba a rol. Teníamos varios CD’s con diferente música que utilizábamos para amenizar las partidas. Un día, estaba probando un servidor Shoutcast y uno de mis amigos sugirió que utilizásemos este servidor para escuchar nuestras canciones, en lugar de los CD’s. Ese día nació Radio Rivendell.

(Nota: Shoutcast es una tecnología de Nullsoft que permite crear emisoras de radio online. Las emisoras creadas con Shoutcast se sintonizan automáticamente con WinAmp [también de Nullsoft]).

¿Cuál es el target, tu público objetivo?

Cualquier persona interesada en buena música fantástica.

¿Cuáles son las fuentes de ingresos de Radio Rivendell?

Principalmente las donaciones de oyentes. Aunque todo el dinero que recibimos lo utilizamos para pagar el nuevo servidor sobre el que se emite Radio Rivendell. Así que en el fondo… regresa a los propios oyentes. Por desgracia, con estos ingresos no cubrimos todos los gastos que nos genera la emisora.

Todo empezó como algo pequeño, y ahora nos hemos convertido en toda una comunidad. Ahora tengo que permanecer online, mientras haya oyentes, pero tengo que encontrar la manera de recompensar a toda la gente que lo hace posible. Sin ir más lejos, un amigo finlandés es quien hace posible que ahora podamos tener 200 usuarios conectados simultáneamente.

¿Cómo has hecho crecer la emisora?

Al principio sólo emitíamos música fantástica comercial (tipo “Señor de los Anillos”) que teníamos en CD. Pero a medida que ha ido pasando el tiempo y más gente ha ido conociendo Radio Rivendell, muchos compositores sin ánimo de lucro, me envían sus canciones. A cambio, nuestros oyentes pueden apreciar su música y ellos se dan a conocer. Ahora ya empiezan a venir algunas pequeñas compañías discográficas a ofrecer sus títulos. Y tenemos algunos “casos de éxito” explicados en varias páginas web.

Lo que hace más feliz es ver que puedo ofrecer a los músicos algo que se merecen y que se han ganado a pulso.

Háblanos de tu trabajo fuera de la emisora de radio:

Desde hace 4 años, trabajo como consultor para una de las mayores empresas consultoras del mundo: CapGemini.

Por norma general, estoy asignado a Sony Ericsson, donde desarrollo nuevos teléfonos móviles.

El trabajo me encanta, me permite disfrutar al máximo de todo tipo de gadgets! Y además, acabo probando absolutamente todos los teléfonos que se lanzan al mercado.

¿Qué es lo que más te gusta de la emisora de radio?

Sobre todo, que desde que ha ido creciendo, la gente realmente aprecia la música que emitimos. No recibo muchos emails, pero los que recibo, son realmente los que me dan energía para seguir trabajando fuerte.

Otra gran fuente de energía es cuando los artistas me contactan directamente y me solicitan que sus canciones sean emitidas por nuestra radio!

Algunas discográficas, como la Waerloga Records (firma sueca), están haciendo compilaciones de música y nos solicitan qué canciones incluir en sus CD’s. Así que Radio Rivendell ha empezado a ser un pequeño escaparate para los artistas menos conocidos. Y esto es precisamente lo que yo pretendo, ayudar a todos los músicos brillantes que están ahí fuera a que sean algo más conocidos.

¿De qué te sientes más orgulloso?

Como he comentado antes, sobre todo, de que los artistas acudan a mí. También me gusta buscar Radio Rivendell en Google y ver que se nos menciona en muchos sitios.

Cuando leo que uno de los artistas que se promociona en Radio Rivendell ha vendido CD’s gracias a nosotros, también me alegro muchísimo.

Y para terminar,
¿dónde te ves dentro de 10 años?

¿Con Radio Rivendell? Hmmm… personalmente, me veo vivendo en un país caluroso, con playa, bebidas baratas y una conexión directa a Internet :-)

Ojalá dentro de 10 años, Radio Rivendell siga viva y haya crecido muchísimo. Ahora ya hemos llegado a los 207 oyentes simultáneos. Quizás entonces ya seamos la mayor emisora de Shoutcast!
Es posible que en ese tiempo ya no estemos especializados en música fantástica. Ahora ya tocamos algo de música fuera del género pero que suena bien dentro lo que es nuestra especialización. Pero quién sabe en diez años…

Mi sueño sería dedicarme a Radio Rivendell a tiempo completo. Ahora sólo puedo dedicarme a la emisora los fines de semana y algunas noches.

——–

Que Ehlonna, diosa de los bosques, te oiga y haga tus deseos realidad.
Desde Noticias.com también deseamos que así sea.

Radio Rivendell puede escucharse desde su propia página web: Radio Rivendell o bien descargándose el WinAmp y buscando Radio Rivendell entre las emisoras de radio presintonizadas.