Las velas solares: sueño de Ciencia Ficción que se hace realidad ésta semana

Una nave japonesa fue lanzada el pasado lunes, con dos velas solares en su interior, para ser probadas en el espacio. Algo que hasta ahora sólo era Ciencia Ficción, puede ser realidad en muy pocos días.

(Imagen: Ilustración de la posible forma de una vela solar)

Vivimos en una era magnífica donde cada día se producen avances espectaculares en la tecnología. Aunque confieso que cuando tenía 20 años estaba convencida que a los 30, viviría en una colonia marciana (no es broma). Ahora que tengo 30_y_algunos, veo que todo va mucho más despacio. Pero no deja de maravillarme que cosas como las velas solares, que hasta hace poco sólo eran producto de la Ciencia Ficción, ahora se estén utilizando para propulsar naves espaciales.

Al igual que con el ascensor espacial, Arthur C. Clarke en su libro “El Viento del Sol” (Alianza Editorial – 1987) nos narra entre otros relatos, cómo es una regata con veleros solares y qué técnicas deben utilizar para ir en dirección contraria al sol o viajar a distancias donde los rayos solares son débiles.

En este libro de Clarke queda patente que si bien el valor de la energía producida por los fotones sobre la vela de un velero solar es muy baja, como es una aceleración continua (y gratis por cierto), es suficiente para que unos días después de haber partido de la Tierra y gracias a la ausencia de fricción, la nave pueda alcanzar 3.000 Km/h con cero combustible.

Pues esto que parece Ciencia Ficción 100%, resulta que no lo es. En la edición de hoy de  The New Scientist se explica que el pasado lunes día 9 de agosto 2004, una nave japonesa partió de la base Uchino Space Center en Kagoshima (sur del Japón) con dos velas para ser probadas en el espacio.

Si las velas funcionan, el combustible para la navegación interplanetaria sería prácticamente innecesario.

(Imagen: otra Ilustración de la posible forma de una vela solar)

Ahora sólo faltaría poder prescindir del combustible necesario para vencer la gravedad de la Tierra… pero esto ya lo solucionábamos con el ascensor espacial :-)

La teoría que habla de la energía sobre las velas, no es nada nuevo, la base teórica acerca de la presión solar fue establecida por Maxwel en 1860 y reconocida por Einstein en sus trabajos sobre la naturaleza de la luz. Aunque hasta ahora, nadie se había atrevido a realizar experimentos en el espacio, directamente con velas (sí los habían hecho en la alta atmósfera… y habían fracasado).

En fin… ojalá las velas japonesas funcionen bien!

Algunas clarificaciones:

  • Las velas solares usan la luz del sol, no el viento solar.
  • El viento solar lo producen los electrones y protones que emite el Sol cuando quema hidrógeno. Estas partículas son lanzadas a gran velocidad por el espacio, pero contienen muy poca energía. Las velas solares, utilizan la energía cinética de los fotones de la luz del Sol para impulsarse.

Páginas interesantes y con información complementaria:

  • Descripción de diferentes formas de navegación espacial:
    Ciencia-Ficción
  • Artículo del New Scientist donde se habla del lanzamiento de la nave japonesa.
  • Interesante artículo (en Castellano) acerca de cómo funciona una vela solar.

Yo, Robot. O cómo un mal trabajo de marketing puede acabar con una película

Hace días que vengo siguiendo la polémica que “Yo, Robot” ha desencadenado en los Estados Unidos entre las filas de amantes de la Ciencia Ficción. Pero me he negado a escribir acerca de ello, hasta que he podido ver la película y he podido juzgar por mí misma, y discernir si “Yo, Robot” de Alex Proyas, atenta o no, contra la memoria de Isaac Asimov.

Y lo cierto es que no. Aunque si sólo te guías por el tráiler de la película podrías pensar que así es… y el tráiler es justamente lo que ha desencadenado las iras de los lectores de Asimov.

Y es que esta vez se han lucido con la promoción de la película!!
Vaya porquería!!

Apuesto a que los creadores de la campaña de promoción ni se habían mirado la película, ni se habían leído ninguno de los libros de Asimov.

Hasta puedo imaginar al equipo que prepara la campaña…
“A ver… qué tenemos…  Will Smith + Ciencia Ficción + verano… OK… veamos… ¿cuál es el argumento?… robots amenazan humanos… polis contra robots… vale venga… hagamos un tráiler con algunas imágenes espectaculares de robots contra humanos,… Asimov?… ummm… hagamos unos panfletos con las Tres Leyes de la Robótica (pero agregando una coletilla tipo “son perfectas hasta que algo falla”)… vale… ya está… ¿El siguiente por favor?”.

Total, que tras los tráilers y los panfletos (que en España también han sido distribuidos), empezó todo un movimiento a través de Internet, para boicotear la película y solicitar a todos los amantes de la Ciencia Ficción la no asistencia a los cines para ver el film de Proyas.

Cuando vi el tráiler por primera vez, mi reacción inmediata y sanguínea, también fue la de “acordarme de los muertos” del señor Proyas, por haber utilizado el universo de la serie de los robots, a la entrañable Dra. Susan Calvin y a las 3 leyes de la robótica y al nombre de Asimov, para promover un film, que claramente (a juzgar por los tráilers) atentaba contra la memoria de Asimov. Lo que Asimov en realidad, en todos sus libros transmite acerca de los robots, no es otra cosa que simpatía hacia estos seres que por su candidez y por su voluntad de servir a la humanidad, a veces se desvían del camino marcado y dan lugar a innumerables y divertidas situaciones paradójicas.

En el universo de Asimov, las tres leyes de la robótica tampoco son perfectas, de hecho, Asimov se inventa una Ley Cero en la novela “Robots e Imperio” (“Un robot no puede realizar ninguna acción, ni por inacción permitir que nadie la realice, que resulte perjudicial para la humanidad, aun cuando ello entre en conflicto con las otras tres Leyes.”), y hasta tenemos La Fundación, donde no hay robots… (al menos, que sus habitantes sepan…). Pero tras leer cualquiera de sus libros, en ningún caso tienes la sensación de que los robots son malos y que tienen que ser exterminados.

Una vez vista la película, te das cuenta de que si bien el “Yo, Robot” de Proyas no tiene nada que ver alguna de las 9 historias cortas que recoge el libro homónimo, el espíritu final de la historia tampoco está en contradicción con el espíritu de Asimov. Sólo es la campaña de promoción de la película la que debe ser quemada, no la película en sí.

Y definitivamente, “Yo, Robot” es una película que vale la pena ir a ver. Tiene unos efectos especiales apabullantes y tiene escenas que se recordarán durante tiempo (escena del almacén de robots, con robot +1 infiltrado, y escena con contenedores llenos de robots antiguos poniendo carita de “Gato_con_Botas_de_Shrek_2”). El film de Proyas también explora temas como las grandes corporaciones y sus políticas internas, la dependencia humana por todo lo que es tecnología y los prejuicios humanos ante lo desconocido.

Prefiero no explicar nada más acerca de la película para que el lector que aún no la haya visto pueda ir al cine y disfrutar con ella… aunque si ha visto el tráiler… mejor que se olvide de él y entre a la sala de proyección con la mente abierta.

(A cinco minutos del final, pregúntate quién es el asesino… a ver si aciertas :-) )

Descubre cómo es el creador de Radio Rivendell y cómo funciona una emisora en Internet

Entrevista a Anders Dahlgren

Anders Dahlgren (el de la foto), un sueco de 29 años, consultor de CapGemini trabajando en Sony Ericsson, es el creador de la primera emisora de radio que emite música de género épico-fantástico, las 24 horas del día, ideada para ambientar partidas de rol.

En el artículo: “Si eres un Elfo, ahora ya tienes tu emisora de radio”, comentaba el descubrimiento de esta emisora de radio, donde puedes escuchar a cualquier hora del día y sin interrupciones, las bandas sonoras de películas como “El Señor de los Anillos” y “BraveHeart” o bandas sonoras de juegos como Neverwinter Nights y Warcraft III.

A raíz del artículo mencionado, Anders ha tenido la amabilidad de saciar mi curiosidad acerca de su persona y de esta fabulosa emisora de radio que emite a través de Internet desde el año 2002 y ha permitido que lo entrevistase para Noticias.com.

¿Cómo empezó Radio Rivendell?

Bueno… empezó como una diversión entre unos amigos con los que jugaba a rol. Teníamos varios CD’s con diferente música que utilizábamos para amenizar las partidas. Un día, estaba probando un servidor Shoutcast y uno de mis amigos sugirió que utilizásemos este servidor para escuchar nuestras canciones, en lugar de los CD’s. Ese día nació Radio Rivendell.

(Nota: Shoutcast es una tecnología de Nullsoft que permite crear emisoras de radio online. Las emisoras creadas con Shoutcast se sintonizan automáticamente con WinAmp [también de Nullsoft]).

¿Cuál es el target, tu público objetivo?

Cualquier persona interesada en buena música fantástica.

¿Cuáles son las fuentes de ingresos de Radio Rivendell?

Principalmente las donaciones de oyentes. Aunque todo el dinero que recibimos lo utilizamos para pagar el nuevo servidor sobre el que se emite Radio Rivendell. Así que en el fondo… regresa a los propios oyentes. Por desgracia, con estos ingresos no cubrimos todos los gastos que nos genera la emisora.

Todo empezó como algo pequeño, y ahora nos hemos convertido en toda una comunidad. Ahora tengo que permanecer online, mientras haya oyentes, pero tengo que encontrar la manera de recompensar a toda la gente que lo hace posible. Sin ir más lejos, un amigo finlandés es quien hace posible que ahora podamos tener 200 usuarios conectados simultáneamente.

¿Cómo has hecho crecer la emisora?

Al principio sólo emitíamos música fantástica comercial (tipo “Señor de los Anillos”) que teníamos en CD. Pero a medida que ha ido pasando el tiempo y más gente ha ido conociendo Radio Rivendell, muchos compositores sin ánimo de lucro, me envían sus canciones. A cambio, nuestros oyentes pueden apreciar su música y ellos se dan a conocer. Ahora ya empiezan a venir algunas pequeñas compañías discográficas a ofrecer sus títulos. Y tenemos algunos “casos de éxito” explicados en varias páginas web.

Lo que hace más feliz es ver que puedo ofrecer a los músicos algo que se merecen y que se han ganado a pulso.

Háblanos de tu trabajo fuera de la emisora de radio:

Desde hace 4 años, trabajo como consultor para una de las mayores empresas consultoras del mundo: CapGemini.

Por norma general, estoy asignado a Sony Ericsson, donde desarrollo nuevos teléfonos móviles.

El trabajo me encanta, me permite disfrutar al máximo de todo tipo de gadgets! Y además, acabo probando absolutamente todos los teléfonos que se lanzan al mercado.

¿Qué es lo que más te gusta de la emisora de radio?

Sobre todo, que desde que ha ido creciendo, la gente realmente aprecia la música que emitimos. No recibo muchos emails, pero los que recibo, son realmente los que me dan energía para seguir trabajando fuerte.

Otra gran fuente de energía es cuando los artistas me contactan directamente y me solicitan que sus canciones sean emitidas por nuestra radio!

Algunas discográficas, como la Waerloga Records (firma sueca), están haciendo compilaciones de música y nos solicitan qué canciones incluir en sus CD’s. Así que Radio Rivendell ha empezado a ser un pequeño escaparate para los artistas menos conocidos. Y esto es precisamente lo que yo pretendo, ayudar a todos los músicos brillantes que están ahí fuera a que sean algo más conocidos.

¿De qué te sientes más orgulloso?

Como he comentado antes, sobre todo, de que los artistas acudan a mí. También me gusta buscar Radio Rivendell en Google y ver que se nos menciona en muchos sitios.

Cuando leo que uno de los artistas que se promociona en Radio Rivendell ha vendido CD’s gracias a nosotros, también me alegro muchísimo.

Y para terminar,
¿dónde te ves dentro de 10 años?

¿Con Radio Rivendell? Hmmm… personalmente, me veo vivendo en un país caluroso, con playa, bebidas baratas y una conexión directa a Internet :-)

Ojalá dentro de 10 años, Radio Rivendell siga viva y haya crecido muchísimo. Ahora ya hemos llegado a los 207 oyentes simultáneos. Quizás entonces ya seamos la mayor emisora de Shoutcast!
Es posible que en ese tiempo ya no estemos especializados en música fantástica. Ahora ya tocamos algo de música fuera del género pero que suena bien dentro lo que es nuestra especialización. Pero quién sabe en diez años…

Mi sueño sería dedicarme a Radio Rivendell a tiempo completo. Ahora sólo puedo dedicarme a la emisora los fines de semana y algunas noches.

——–

Que Ehlonna, diosa de los bosques, te oiga y haga tus deseos realidad.
Desde Noticias.com también deseamos que así sea.

Radio Rivendell puede escucharse desde su propia página web: Radio Rivendell o bien descargándose el WinAmp y buscando Radio Rivendell entre las emisoras de radio presintonizadas.