Reseña de “LUZ ROBADA”, de Gary Gibson – Quantum Ed. VíaMagna

Libro interesante que se lee rápido (o eso, o es que las vacaciones de verano me sientan bien). Dentro de la Ciencia Ficción lo clasificaría como “space opera”… protagonista que va de una parte a otra, todo con poca profundidad, pero con una historia que engancha.Luz Robada

El libro está ambientado en un futuro lejano en el que el secreto de los viajes superluminales está en manos de una raza alienígena llamada Shoal, que ejerce un control absoluto sobre esta tecnología y por ende, controla el comercio y la exploración de la galaxia. Las razas que desean utilizar esta tecnología deben ceñirse a las normas que dictan los Shoales, sin excepción.

Por su parte, los humanos (que utilizan la tecnología Shoal) están divididos en diferentes tipos de sociedad y mientras que unos han adoptado todo tipo de tecnología invasiva en sus cuerpos y por lo tanto llevan implantes craneales entre otros dispositivos, otros grupos han rechazado este tipo de tecnología y rehúyen a los que la han adoptado. Las estructuras sociales de unos y de otros también varían y despiertan el interés del lector.

La protagonista de esta historia es una ex piloto militar cargada de implantes y con un pasado turbio. A lo largo de toda la narración tendrá que lidiar con su pasado, con los extraterrestres, con mafiosos y con militares. También con naves que casi tienen sentimientos y finalmente con otra raza extraterrestre. Este personaje es el más trabajado y el que tiene más dimensión, aunque el protagonista Shoal también está bien tratado. En cambio, otro de los personajes principales, el humano mafioso, pienso que podría habérsele sacado más partido.

El libro tiene sus momentos divertidos, por ejemplo, los Shoales, que son criaturas acuáticas con tentáculos incluidos, utilizan nombres humanos de lo más sugerente. Nombres como: Comerciante-de-Excrementos-Animales, Rigor-Mortis, o Guardián-de-los-Secretos-Íntimos-de-los-Comprometidos-Involuntariamente.

Un libro 100% recomendable.

Reseña de “SPIN”, de Robert C. Wilson – Omicrón

“SPIN”, de Robert C. Wilson – OmicrónRobert C. Wilson es un autor que conozco poco. El único libro suyo que había leído antes de “Spin” era “Darwinia“, publicado en 1998 y que aunque fue finalista en los premios Hugo, me pareció que tampoco había para tanto… aunque el enfoque de la tesis principal del libro era original: un mundo donde cuanto más usas las cosas, más se adaptan a su uso. Por ejemplo, una silla no se gasta con el tiempo… se adapta mejor a quien tiene que sentarse a ella. O un cuchillo no se desafila de tanto usarlo… al contrario… se vuelve más afilado y corta mucho mejor.

Lo malo es que Darwinia era más Fantasía que Ciencia Ficción, así que quizás no era culpa del autor, si no simplemente no me gustó el libro por que me gusta la Ciencia Ficción Hard, no la Fantasía.

Pero volvamos a “Spin”.

El libro nos explica qué pasa en la Tierra una noche en la que todas las estrellas y la Luna desaparecen. Un misterioso escudo (el Spin) aparece en torno a nuestro planeta y nos aísla del resto del universo. Por cada segundo que transcurre en la Tierra, transcurren 3,17 años fuera del Spin.

Este libro sí es Ciencia Ficción Hard y obliga a ejercitar el cerebro a base de bien para entender todo lo que nos plantea el autor. Tenemos: tiempos que pasan de forma diferente en diferentes zonas, tenemos un escudo que protege la Tierra de no se sabe quién, tenemos marcianos que son humanos evolucionados, tenemos ingeniería genética, tenemos enfermedades misteriosas, religiones raras, magnates locos, etc… etc… En definitiva, una enorme cantidad de ideas y nuevos planteamientos sobre Ciencia y Tecnología.

Toda una gozada. 100% recomendable.

Objetivo: conversión del 4% en la página web de un hotel

¿Qué es la conversión de una página web de un hotel y cuál debería ser? La conversión de la página web de un hotel es el ratio que obtenemos si tomamos el número total de reservas que se realizan a través de la página web, dividido por el número de visitas de la página web.

Con una página web recién hecha y sin conocer a fondo a los usuarios de dicha página web, deberíamos empezar por un 1% de conversión. Es decir: de cada 100 visitas a la web, 1 visita se convierte en reserva.

Si la página web de un hotel está por debajo del 1% es que tiene un problema (o varios problemas, pero es demasiado largo tratarlo aquí y puedes encontrar más info en nuestro blog corporativo).

Si la página web de un hotel está por encima del 1% es que vamos bien para empezar. Y podemos plantear el fijarnos un objetivo ambicioso. Este objetivo es llegar a una cifra entre un 3% y un 4% de promedio (veremos más adelante que éste porcentaje varía en función de ciertos perfiles y del origen de las visitas).

¿Por qué deberíamos tener tan clara la conversión de nuestra página web?

Sobre todo, para poder realizar previsiones de facturación: si tenemos clara la conversión y es una cifra correcta, entonces podemos centrarnos en atraer a nuestro público objetivo a la página web del hotel.

Además, podremos calcular el coste de adquisición de un nuevo cliente y con esta cifra, podremos saber si las campañas publicitarias que llevamos a cabo para atraer visitas son rentables o no lo son.

Por ejemplo, si dedicamos 500 euros al mes a atraer visitas a través de anuncios en Adwords de Google y sabemos que la web convierte un 3%, antes mismo de iniciar la campaña podemos saber el coste de adquisición de un cliente, podemos fijar en Google Adwords el coste máximo por adquisición de visita (0,75 euros por clic, para empezar) y por lo tanto, podemos prever que con 500 euros, obtendremos 667 visitas como mínimo. Si sabemos que convertimos un 3%, podemos prever que de las 500 visitas obtendremos 20 clientes. Por lo tanto, el coste de adquisición de un cliente es de 25 euros (500 euros / 20 clientes). Con esta cifra, podemos preguntarnos si tenemos margen suficiente para atraer clientes siguiendo estas premisas y si la campaña es rentable o no.

¿Por qué hay hoteles que no conocen la conversión de su página web?

Para conocer la conversión a cliente de la página web basta con conocer el número de visitas que tiene la página y el número de reservas que llegan a través de ella. Esto es fácil de obtener, con un mínimo de organización de los datos. Lo complicado es poder conseguir los perfiles de los usuarios que se convierten en cliente, para poder realizar acciones sólo para conseguir este tipo de usuarios.

Pero aún así, hay hoteles que no conocen este ratio. Esto no debería ser así. Cualquier gestor de página web debe conocer su objetivo y su conversión. Aunque el motor de reservas de la web no permita la inclusión de códigos de seguimiento (problema muy frecuente). Ya he indicado que se trata sólo de conocer 2 datos. Esto no puede ser tan complicado!

La conversión difiere según las características socio-demográficas del usuario

Si nuestro motor de reservas permite incluir códigos de seguimiento y conversión, entonces la tarea de obtener un ratio elevado es mucho más fácil, ya que podemos concentrarnos en conocer a los usuarios que se convierten más y a conseguir atraer a sólo esos a la página web.

Por ejemplo, si nuestra página web está en inglés y en castellano, seguramente tendremos un ratio de conversión más elevado entre ingleses, holandeses, escandinavos, etc… que entre italianos, franceses o alemanes, ya que los primeros hablan mejor inglés que los segundos.

Con un buen programa de analítica web podemos obtener ratios de conversión por cada una de las variables socio-demográficas por las que se nos permita segmentar.

Con datos de conversión bien segmentados también podemos realizar modificaciones en la página web que ayuden a convertir a los usuarios que ahora no estamos convirtiendo.

La conversión difiere según el origen de la visita a la página web

En nuestro programa de analítica web veremos también que ciertas palabras clave convierten más que otras.

Por ejemplo, la gente que busca en Google el nombre de nuestro hotel, se convierte más que los que buscan “hotel barato en Barcelona” por ejemplo. Esto es porque los primeros o bien ya conocen nuestro hotel, o bien han leído sobre él, o bien tienen referencias sobre él. En cambio los que buscan términos generales no lo tienen tan claro y cuestan más de convertir.

El ratio de conversión de alguien que busca en Google el nombre del hotel puede llegar a ser del 8% y hasta del 10%. De ahí que sea tan importante para un hotel aparecer bien en las páginas web de intermediación hotelera, ya que un gran número de usuarios visita éstas páginas y luego busca en Google el nombre del hotel para ver si encuentra precios más baratos, para ver más fotos del hotel y para ver paquetes y ofertas tentadoras. Y también sea tan importante para el hotel gestionar bien su reputación online.

Hay muchos más factores que influyen en la conversión de una visita. Podemos ir tratándolos en los comentarios de este post si alguien se atreve a participar. Os invito a hacerlo y conseguir así entre todos un buen compendio de factores.

Nos hablamos.
Montse.