¿Cómo fijar el precio de un producto o un servicio?

Muchas veces me encuentro con que mis alumnos de marketing digital pasan por alto que la fijación del precio es una de las variables de marketing que más influye en las ventas de un producto, y que son incapaces que fijar correctamente el precio de un servicio o de un producto. Vamos a ver ¿Cómo fijar el precio de un producto o un servicio?

Este artículo tiene por objetivo ayudar a establecer el precio correcto de cualquier producto o servicio.

  1. Fijación del precio por coste + margen. Es decir, calculamos qué cuesta ofrecer un servicio o qué cuesta crear un producto y le añadimos el margen que sea necesario para obtener la rentabilidad esperada. Esta es la única manera de fijar los precios que se les ocurre a mis alumnos, y no está mal! Pero no puede ser la única. Debemos ponderar otras variables.
  2. Fijación del precio según la competencia. Los precios de nuestra competencia deben tenerse en cuenta como referencia y debemos fijar el nuestro en función de si deseamos posicionarnos por encima, igual o por debajo. De esta variable no solo depende la rentabilidad del proyecto sino que también tiene un fuerte efecto sobre nuestra imagen de marca.
  3. Fijación del precio según cuánto aguanta la demanda. Esta forma de fijar los precios siempre sorprende a los alumnos y en cambio es una de las más utilizadas, sobre todo para los servicios. Consiste en fijar un precio en función de los parámetros 1 y 2, e irlo subiendo de forma regular para ver si siguen llegando pedidos. En el momento en que notemos que se frenan, seguramente hemos llegado al precio “justo” percibido por nuestros clientes.
  4. Fijación del precio según el ciclo de vida de un producto. Un producto o un servicio no debería tener el mismo precio cuando nace y deseamos que la gente lo conozca, que en pleno funcionamiento, o cuando ya se descataloga y lo publicamos en nuestra “ganga list”.

Deberíamos tener en cuenta estas 4 variables cada vez que fijamos un precio.

Existe una quinta variable que es un poco peligrosa pero que puede tener sentido en ciertos casos:

  • Fijación del precio según el canal de distribución. Es decir, para unos clientes tenemos un precio y para otros otro precio, depende del canal de distribución por el que lleguen y del tipo de cliente. Esta quinta variable es útil cuando estás ya bien establecido y manejas bien una estrategia de precios. No la recomiendo al iniciar una actividad o al realizar un business plan… más vale centrarse en las 4 anteriores.

Bien, espero que esta información te haya sido de utilidad y que a partir de ahora ya sepas cómo fijar el precio de un producto o un servicio, y que cuando tengas que hacer un business plans, calcules bien los precios o al menos lo hagas un poco más de rigor.

Nos vamos hablando

Un abrazo.

 

¿Cuánto vale mi web? – Descubre las 5 variables que dan valor a tu sitio web

Seguramente te has preguntado alguna vez cuánto vale el trabajo que estás realizando creando contenidos para tu sitio web y luchando para atraer tráfico y posibles clientes.

Este artículo tiene por objetivo analizar las 5 variables que afectan al valor de una web, y a la vez, mostrarte herramientas que pueden ser de ayuda para cuantificar estas variables.

¿Qué variables afectan al valor de una web?

Variables que afectan al valor de una web: el nombre de dominio, los usuarios de tu web, los segmentos de mercado al que pertenecen los usuarios, tu base de datos, tu audiencia en las redes sociales.

 

¿Cuánto vale un nombre de dominio?

Un dominio nuevo

El precio de mercado de un dominio nuevo oscila entre 5€ y 15€ por norma general. Todo depende de la extensión de dominio que utilices (.com, .es, .cat, etc.). Este año se han puesto a la venta una gran cantidad de nuevas extensiones y cada gestor de extensiones decide el precio de los dominios de su extensión.

Realiza una búsqueda de un dominio aquí CDmon.com para conocer el precio de ese dominio con diferentes extensiones, si fuese nuevo.

Dominios con palabras de gran valor

Existen numerosos mercados en los que comprar dominios que contienen palabras de gran valor. Si además el dominio y la extensión se convierten en una frase con sentido, el valor es incluso más alto (en inglés lo llaman “domain hacks”). Por ejemplo: www.aero.taxi está a la venta en Sedo por 699$.

Algunos de los principales mercados de compraventa de dominios son los siguientes:

Aquí encontrarás una herramienta que te busca “domain hacks” relacionados con lo que quieras: Domain Hack

Un dominio con historia

Lo normal es que tu web tenga ya un historial, si su reputación es buena, esto también se paga.

Para ver la historia del dominio, puedes acceder a: Archive.org

Para conocer la reputación de un dominio, mira en: Majestic SEO

Un dominio con historia y buena reputación vale como mínimo 1.000 euros.

El valor de tu dominio dependerá de los años que tenga y del Trustflow y el Citationflow que te asigne Majestic.com

 

¿Cuánto valen los usuarios de un sitio web?

Las visitas a un sitio web pueden rentabilizarse con publicidad y con programas de afiliación. Para saber el valor del potencial publicitario de tu web calcula lo siguiente:

1)      Número de visitas. Por ejemplo 100.000 visitas al mes.

2)      Páginas vistas por usuario. Por ejemplo 4 páginas por visita (mira tu Google Analytics).

3)      Páginas vistas mensuales. Las actuales te las dirá tu Google Analytics, pero si lo que deseas es hacer una predicción, entonces multiplica las visitas que crees que tendrás, por las páginas visitas por usuario.

Con Adsense podrás ganar unos 20€ por cada 100.000 páginas vistas (nada del otro mundo… pero así son las cosas)

Con programas de afiliación de los que encontrarás en Zanox (www.zanox.es), con 100.000 visitas puedes facturar unos 750€ (calculado con un ratio de conversión de 3%, 4 páginas vistas por usuario, y cobro de 1€ por contacto conseguido).

Así que más o menos, con una página de 25.000 usuarios, que generen 100.000 páginas vistas al mes, puedes facturar 770€, al año esto será 9.240€. El valor de este tipo de página web según esta variable se calcula multiplicando por 3 su facturación anual, así que el valor de página sería: 27.720€

 

El segmento de mercado al que pertenecen

Si tus usuarios pertenecen a un segmento de mercado que es apreciado por los anunciantes. Por ejemplo, mujeres entre 25 y 45 años interesadas en la cosmética. Entonces el precio la publicidad puede aumentar drásticamente pudiendo llegar a 20€ cada 1000 páginas vistas.

 

¿Cuánto vale una base de datos?

Los datos de contacto de un grupo de usuarios se pagan entre 0,45€ y 0,60€ por registro, es decir, por nombre, apellidos, email, como mínimo. Súmale 0,7€ por cada criterio de segmentación que puedas ofrecer (edad, ciudad, idioma, IP, etc.). Si consigues sacarle provecho cada mes, multiplica el valor por 12 y luego, como en el caso de la facturación por publicidad, multiplica el resultado por 3 años (la teoría es que el comprador, sin hacer nada, debería poder sacarle el mismo rendimiento que tú, los próximos 3 años).

Recuerda que la Ley de Protección de datos te prohíbe vender los datos de tus usuarios, así que este es el valor si vendieses la empresa y los datos fuesen valorados como activos. Debes rentabilizarlos con publicidad o con mensajes patrocinados.

 

¿Cuánto vale la audiencia en las redes sociales?

Esta es fácil de calcular ya que puedes saberlo si lo enfocas desde el punto de vista de cuánto te cuesta a ti hacer publicidad en las redes sociales y conseguir más seguidores.

En Twitter y en Facebook, un seguidor cuestan más o menos 1€. Así que si tienes 1.000 seguidores, tu red tiene un valor de 1.000€. De nuevo, la segmentación o un público muy especial pueden hacer subir este precio.

 

Con todos estos datos, puedes calcular más o menos el valor de tu sitio web.

Por internet encontrarás una gran cantidad de sitios web que calculan el valor de tu sitio web. Normalmente lo hacen comprobando que posición tienes en Alexa (y con eso saben más o menos el tránsito que tienes) y en función de eso calculan el rendimiento publicitario que podrías obtener. Pero no tienen en cuenta el resto de variables que hemos tratado aquí… así que yo no me fiaría mucho de estas herramientas.

Haz tus cálculos y verás el resultado.

Aunque un consejo de emprendedora y de profesora especialista en eBusiness.

  1. Una web vale lo que estás dispuesta a cobrar por vendértela. Tienes que ir pensando: si me pagan 1.000€ me la vendería? No. Si me pagan 10.000€ me la vendería? Quizás. Si me pagan 100.000 me la vendería? Sí. Pues ala, ya tienes un rango de precios. Afina y encontrarás el valor que tú le das al sitio web.
  2. Una web vale lo que alguien está dispuesto a pagar por ella. La voluntad de compra de las personas y las empresas no siempre es racional. Así que aunque el valor calculado como lo hemos hecho durante este artículo es uno, alguien puede estar dispuesto a pagar más por él. O menos… dado el caso.

El valor final de tu sitio web será el que tenga en cuenta las 3 cosas: el valor como activo, el valor que tú le das, y el valor que le da un posible comprador. Espero que este artículo te haya sido útil.

Nos vamos hablando

Montse.