Artículos sobre Marketing Digital y creación de negocios online.

Marketing Cultural – Marketing Digital para empresas Culturales en 2020

Diseñar una buena estrategia de Marketing Digital es importante para todo tipo de empresas, pero especialmente para las culturales dada la peculiaridad de sus diversos públicos y los recursos escasos con los que deben obtener buenos resultados.

El secreto del Marketing Cultural es la segmentación. La clave del éxito es entender que eres un francotirador atacando a ciertos segmentos. Y el ataque lo debes hacer con contenidos específicos que sepas que tendrán valor para ese segmento. Es importante que entiendas lo de “tendrán valor para ese segmento”… esta es la clave… debes conocer a tus públicos.

También es importante que tengas claro que en Marketing Digital hay 4 estrategias de crecimiento que puedes llevar a la práctica, y que se pueden aplicar perfectamente al Sector Cultural. Son éstas:

Estrategia de Penetración de mercado: buscas más públicos como los segmentos actuales que ya tienes. Entra en Google Analytics –> Adquisición –> Search Console –> Landing pages –> clica en la más buscada. Mejora el SEO de estas páginas y tendrás más tráfico como el actual.

Estrategia de Desarrollo de producto: haz que tus clientes actuales contraten más servicios. Crea un embudo con diversos servicios/productos que cada vez tengan más valor y que un mismo cliente, empiece por la parte ancha del embudo y a medida que te va conociendo vaya contratando más servicios de mayor valor para él y mayor facturación.

Estrategia de Desarrollo de mercado: necesitas atacar segmentos que ahora no tienes. Haz una lista de los segmentos de mercado de tu industria y selecciona alguno de los que no son clientes tuyos. Analiza por qué no lo son, adapta uno de tus productos o servicios para que encaje con ese segmento y da a conocer el servicio (con SEO y con publicidad).

Estrategia de Diversificación: ataca nuevos segmentos con nuevos productos. Esta es la estrategia más arriesgada por qué hay dos variables que pueden fallarte… es la última que deberías realizar. Selecciona un segmento que no tengas y crea un producto específico para ese segmento. Inclúyelo en la web y realiza SEO y publicidad para atraer a ese nuevo segmento.

De nuevo, lo importante para el Marketing Cultural es que no mezcles segmentos. Recuerda que eres un francotirador… la tentación será grande… pensarás “ya que lo hago para este segmento, incluyo también al resto” … ¡no! No va a funcionar. Esta es la clave del Marketing Digital para empresas Culturales. Créeme, he diseñado estrategias para muchas.

Si tu empresa está en Cataluña, que sepas que el SDE (Servei de Desenvolupament Empresarial del Departamento de Cultura) ha abierto, hace escasamente dos semanas, las ayudas para crear Planes de Marketing para empresas Culturales. Encontrarás la información aquí: Consultoría de Marketing para Empresas Culturales

Si necesitas que te ayudemos a llevar a la práctica estas estrategias contáctanos para una primera reunión: Contactar

Si quieres saber las técnicas del Marketing Digital que funcionan bien este 2020, las encontrarás aquí un artículo que escribí la semana pasada: Técnicas del Marketing Digital que funcionan en 2020

La imagen con la que ilustro este artículo que estás leyendo está extraída de mi nuevo libro “Guía para crear tu plan de acción online”. Aún no está a la venta (estamos en fase de revisión de la edición), en el libro explico con más profundidad las 4 estrategias de crecimiento. A la que tenga el enlace lo publicaré bajo estás líneas.

Espero que el artículo te hay sido útil.

Seguimos en contacto.

Montse.

 

Cómo pasar de vender productos a vender soluciones

En el entorno cambiante en el que vivimos en la actualidad, es necesario que las empresas innoven con todos los recursos de los que disponen. Uno de estos recursos es el Modelo de Negocio (el sistema por el que una empresa crea valor, ofrece ese valor a un público objetivo determinado y recoge del valor en forma de ingresos). Innovar en del Modelo de negocio es una capacidad de las empresas llamada Business Model Innovation (BMI). El objetivo del BMI es disrumpir el mercado creando un modelo que dé una ventaja competitiva a la empresa.

Cuando lo que la empresa desea no es disrumpir, si no sobrevivir a una disrupción de un competidor, a ese proceso se le llama Business Model Adaptation (BMA) y consiste en cambiar el modelo actual para adaptarse al nuevo entorno.

Uno de estos cambios en el modelo de negocio que muchas empresas están llevando a cabo para poder sobrevivir en el entorno actual, es pasar de vender productos a vender soluciones. A este tipo de Modelos de Negocio en inglés se les llama Outcome-Based Business Models… en castellano es complicado ponerle un nombre que transmita lo que realmente es… así que lo llamamos Modelos de Negocio Basados en Vender Soluciones en lugar de productos. El objetivo final es incrementar la facturación y mantener una relación más estrecha con tus clientes actuales (conseguir clientes cautivos).

Ejemplos de “cómo vender productos a vender soluciones”

Ejemplo B2B (de empresa a empresa): el ejemplo de libro es el de Xerox y cómo pasa de vender fotocopiadoras a vender el servicio de cobrar por fotocopias, a partir de las máquinas que las empresas alquilan por un módico precio e instalan en sus oficinas. Pero también es el cambio que hizo Amazon a principios de los años 2000… pasó de ser una tienda de libros a una solución integral para escritores, y luego para todo tipo de empresas.

Ejemplo B2C (de empresa a consumidor): somos una clínica veterinaria y pasamos de vender consultas sueltas a una tarifa plana mensual para animales que requieren tratamientos especiales. Otro ejemplo relacionado con animales… vendemos comida para gatos y sabemos que cada dos meses nuestros clientes van a comprar un saco de pienso de 5 Kg. Les ofrecemos una tarifa plana anual y les enviamos cada dos meses, de forma automática, el pienso para su gato para que no tengan que preocuparse por hacer la compra. Podemos hacerlo con un ligero descuento para motivar a los clientes. En el sector turístico el cambio ya se ha realizado hace años… no se venden productos, se venden experiencias.

En qué consiste el cambio de “vender productos a vender soluciones” exactamente:

Dejar de vender productos para vender soluciones, no es fácil de hacer, así que cuando una empresa lo consigue con éxito, normalmente alguien escribe un caso. Pues bien, hoy estaba leyendo uno de estos casos, y me ha parecido interesante compartir cómo lo hicieron, por si puede servir de inspiración a alguno de los lectores y lectoras de este blog. Aquí va un pequeño resumen:

Desde el punto de vista del proveedor: éste pasa de un modelo basado en hacer dinero vendiendo un producto, realizando su mantenimiento y vendiendo recambios, a ganar dinero en función de si su producto consigue o no los resultados que el cliente desea. El producto, el mantenimiento y los recambios pasan a ser gastos. Los ingresos dependerán de la viabilidad de la solución.

Desde el punto de vista del cliente: éste pasa a depender de un proveedor con el que va a tener una relación casi de dependencia, va a ser muy complicado cambiar de proveedor. Su modelo de negocio y el del proveedor deben alinearse.

Cómo se hace el cambio

El cambio requiere tres fases:

Fase 1 de: “Cómo pasar de vender productos a vender soluciones”

Definición de la nueva propuesta de valor: en esta fase hay que identificar las oportunidades en la creación de valor con nuestros clientes. Hay que buscar oportunidades que sean ganar-ganar (win-win) y evaluar los beneficios potenciales que podría reportar para nuestra empresa. También hay que determinar qué productos van a convertirse en servicios y cómo encaja esto en la estrategia de nuestro cliente. Es un factor clave de éxito el hecho de haber escuchado muy bien a los clientes y entender claramente qué es lo que necesitan solucionar. El feedback de nuestro departamento comercial será decisivo en esta fase. Hay que escuchar atentamente al cliente y a nuestros comerciales.

Fase 2 de: “Cómo pasar de vender productos a vender soluciones”

Descripción de cómo se va a proveer el servicio al cliente. Esta fase tiene dos procesos clave bien diferenciados:

  • El diseño del servicio: diseño de la arquitectura de valor, diseño de todos los procesos y la adaptación de los productos que van a ser convertidos en servicios.
  • El diseño de la relación con el cliente: análisis de los riesgos, diseño de los indicadores de medición del rendimiento (KPI, por Key Performance Indicators) y la creación de los contratos que van a regir la relación con el cliente.

Fase 3 de: “Cómo pasar de vender productos a vender soluciones”

Ejecución del servicio y control del resultado final: esta es la fase en la que se realiza la instalación de la solución para el cliente y se refinan todos los procesos para explorar oportunidades de mejora. También en esta fase es necesario formar a nuestro equipo en ventas para pasar a vender soluciones con efectividad. Así mismo, durante esta fase se implementan los mecanismos de control y se analiza si la distribución del valor entre nosotros y el cliente es justa (si realmente la relación con el cliente es de win-win).

 

Espero que este resumen te haya sido interesante e inspirador.
Si deseas más información sobre “Cómo pasar de vender productos a vender soluciones” aquí van algunos enlaces que te pueden interesar:

Seguimos en contacto!

Un abrazo

Montse.

Qué son las capacidades dinámicas y para qué sirven

Las capacidades dinámicas son las distintas habilidades, procesos, procedimientos, estructuras organizativas, reglas de decisión y disciplinas que permiten la detección y captura de las oportunidades que aparecen en una empresa. Esta es la definición académica. Espero que la entiendas. Si no, sigue leyendo, por favor.

Las capacidades dinámicas permiten a las empresas crear, implementar y proteger los activos intangibles que, a largo plazo, van a permitir un rendimiento comercial superior. De ahí que sea importante detectar en tu empresa cuáles son estas capacidades y que las fomentes. Las empresas con fuertes capacidades dinámicas son mucho más emprendedoras y se adaptan mejor a los cambios en el mercado.

Cuando intentamos entender qué es un modelo de negocio y utilizamos la definición de Osterwalder decimos que un negocio es un sistema por el cual, con unos recursos, somos capaces de crear valor para un segmento de mercado y luego somos capaces de recoger ese valor en forma monetaria. Pues bien, dentro de estos recursos es dónde se encuentran las capacidades dinámicas.

Pero no son las únicas…

¿Por qué las llamamos capacidades dinámicas?

Pues por contraposición a las capacidades no dinámicas. Las dinámicas permiten cambiar, hacer evolucionar la empresa. El resto de las capacidades de una empresa permiten que opere con normalidad, y obviamente son igual de importantes que las dinámicas. Es sólo que disponer de capacidades dinámicas en entornos en pleno movimiento como el actual, se ha convertido en una ventaja competitiva. De ahí que ahora estemos hablando de esta capacidad.

Tipos de capacidad dinámica

Hay tres tipos de capacidad dinámica:

  1. La capacidad de saber detectar las oportunidades y las amenazas.
  2. La capacidad de saber aprovechar las oportunidades.
  3. La capacidad de mantener, combinar y hacer crecer los activos tangibles e intangibles de nuestra empresa.

Entre ésta última se encuentra la que es estudio de mi doctorado: la capacidad para adaptar un modelo de negocio cuando esto es necesario. Mi pregunta de investigación es “Si todo el mundo sabe que cuando el mercado cambia,  las empresas también tienen que cambiar. ¿Por qué hay empresas que no cambian y mueren?”

Obviamente las respuestas son múltiples y no todas se encuentran el campo del “management” algunas de ellas se explican desde el punto de vista del comportamiento psicológico de las personas (la aversión al riesgo, el miedo al cambio, el miedo al fracaso, etc.). En mi caso, de momento me limito a analizarlas desde el punto de vista empresarial y volviendo a las capacidades dinámicas, me estoy centrando en la capacidad de “Business Model Adaptation” es decir, la capacidad de cambiar y adaptar el modelo de negocio de una empresa para adaptarse a los cambios de su entorno.

En el momento en el que vivimos con Amazon y Alibabá desplegándose por todo el mundo, en el que la Tierra es plana y el mercado casi infinito, y en el que toda la información puede digitalizarse, me parece fundamental que alguien ayude a las empresas a adaptarse, en lugar de “vender humo” e intentar que las empresas sean disruptivas y que sean ellas quienes gracias a la innovación, rompan y transformen los mercados. Me parece poco realista que las PYMES de nuestro país vayan a poder sobrevivir siendo disruptoras… me parece más acertado ayudarlas a desarrollar la capacidad de adaptación.

Bien, no me alargo más. Este artículo sólo pretendía explicar un poco mejor qué son las capacidades dinámicas (Dynamic capabilities), y que esta reflexión te ayudará a pensar cuáles son las de tu empresa o las de tu persona. ¿Eres capaz de detectar oportunidades y amenazas? (o puesto de otra manera ¿tienes tiempo para detectar oportunidades y amenazas?) y ¿eres capaz de recombinar los recursos de tu empresa para aprovechar esas oportunidades?

Espero haber conseguido la reflexión.

Encontrarás más información sobre las capacidades dinámicas aquí. Es un artículo cerrado del mejor especialista en capacidades dinámicas. Sólo con leer el abstract ya te será de utilidad. Si tienes manera de conseguir el artículo entero, te encantará.

Si quieres saber más sobre modelos de negocio, hay dos artículos míos que te pueden ayudar:

  1. Sobre la diferencia entre estrategia y modelo de negocio
  2. Sobre si han cambiado o no los tipos de modelo de negocio

Seguimos hablando

Un abrazo

 

 

Lean vs Agile vs Design Thinking

El artículo de hoy es complicado. ¿Cuáles son las diferencias entre Lean, Agile y Design Thinking? ufff…

A raíz de la popularización de estos términos, de un libro titulado Lean Vs. Agile Vs. Design Thinking: What You Really Need to Know to Build, de Jeff Gothelf publicado en 2017 y de la aparición del uso de estas técnicas en varias series de televisión, mucha gente me pregunta sobre ellas. ¿Cuál es la diferencia entre Lean, Agile y Design Thinking? Pues bien, las técnicas son diferentes en naturaleza y en objetivo. Vamos a verlo… empiezo por lo fácil…

Design Thinking es la manera con la que exploramos temas o encontramos problemas que necesitan ser solucionados.

Lean es una forma de gestionar una empresa a la vez que es un marco de trabajo que nos ayudará a obtener los resultados deseados y del que Agile forma parte.

Agile es cómo nos adaptamos a las condiciones cambiantes de algo. Lo aplicamos a agile sales (ventas ágiles) y a agile thinking (pensamientos ágiles) entre otros términos. Sirve para diseñar soluciones. Las agile sales las explico en clase cuando explico cómo crear un producto mínimo viable y testearlo en el mercado a través de landing pages y campañas en Facebook/Instagram.

Agile también está relacionado con términos como scrum, iteration, y burn down charts ¿te suenan estas palabras? Esto es lo que se ve en las series en las que aparecen programadores que escriben en post-its de colores todo lo que hay que hacer y van pasado los post-its de una parte a otra de un mural a medida que van programando esas partes. Se rompe un problema grande en pequeñas tareas y se van realizando esas tareas hasta que se termina y uno se enfrenta al siguiente problema.

Hay confusiones entre términos porque agile forma parte lean, pero además, una forma agile de hacer funcionar una empresa es aplicando en concepto de lean start-up. Agile testea el producto con los usuarios (las agile sales que he comentado antes) y el concepto de Lean Start-up está basado en testear un prototipo del producto poniéndolo en el mercado para ser probado. Los conceptos son casi los mismos, … de ahí que a veces no sabes muy bien cuál usar.

No si se te he ayudado a aclarar los términos o lo he empeorado… disculpa. La imagen con la que ilustro este artículo y que es de John Scheider quizás te ayude más.

Encontrarás el libro Lean vs Agile vs Design Thinking aquí.

En este artículo explicaba cómo generar valor a nuestros clientes es importante y cómo hoy en día tiene sentido preguntárselo directamente (esto es una acción agile) y co-crear juntos (esto también es agile)

En todo caso, si tienes preguntas concretas al respecto, no dudes en plantearlas en la zona de comentarios y miraré de responderlas.

Un fuerte abrazo

Seguimos en contacto.

Herramienta que calcula el valor de un sitio web

Hoy hemos puesto online una calculadora que es capaz de determinar cuánto vale una página web. Lo hemos hecho porqué esta es una de las preguntas que normalmente me hacen en clase. Seguramente, si tienes página web, tu también te habrás preguntado alguna vez “¿Cuánto vale mi web?”.

Para saber cuánto vale tu web, primero realizarte algunas preguntas, y luego te indicaremos cuánto podrías facturar con un modelo de negocio basado en la publicidad y cuánto en un modelo de negocio basado en comercio electrónico. Con esto somos capaces de hacer una valoración inicial de tu sitio web que te puede ser útil en caso de que necesites valorarla.

¿Cómo calcular el valor de un sitio web? y ¿Cómo calcular la facturación online de una empresa?

A diario veo planes de empresa realizados por mis alumnos en los que predicen unos ingresos por publicidad o por comercio electrónico totalmente exagerados. Esta herramienta puede ayudar a prever los ingresos de un portal en función de su tráfico. Así, al realizar el plan financiero en un plan de empresa puedes ir extrapolando los datos de crecimiento de una página web (que están en función de la externalidad de red del negocio) y a partir de estos datos y con la ayuda de esta herramienta, puedes predecir los posibles ingresos por publicidad.

El tema de determinar el crecimiento de un portal en función de las externalidades de red de su modelo de negocio tampoco es fácil. En un negocio donde el modelo de crecimiento de sus usuarios es lineal, suele crecer muy poco a poco. En un negocio tipo marketplace (donde hay oferta y demanda, como por ejemplo Solostocks.com) los crecimientos son de entre un 12% y un 15% mensuales (geométricos), en un negocio tipo red (Linkedin por ejemplo) los crecimientos son muchísimo más fuertes y pueden superar el 20% mensual geométrico.
A este respecto, cuando trabajaba en Intercom escribí un artículo que quizás puede interesarte: ¿Por qué el contenido gratuito hace subir la facturación? (oGame)

Pero volviendo al tema del cálculo de los ingresos de un portal, si somos capaces de extrapolar el crecimiento del número de usuarios de nuestro servicio online, con esta herramienta podremos tener una pista sobre el potencial de facturación de la página. Así que puede ayudarnos a conseguir planes de empresa más realistas cuando el modelo de negocio del portal está basado en la venta de publicidad.

Por cierto, casi lo olvido… si quieres saber cuánto vale una web, aquí tienes el link a la calculadora:  Cuánto vale mi web

Nos hablamos.

Qué es User Research y para qué sirve

User Research, UX research son dos formas de denominar lo mismo: la investigación sobre la experiencia de un usuario en nuestro sitio web. Es decir, su comportamiento, sus motivaciones y sus necesidades.

Cuando deseamos incrementar la conversión de un sitio web la investigación en la experiencia de usuario es fundamental, el User Research és un factor clave de éxito. Gracias a esta investigación conoceremos mejor a nuestro usuario, descubriremos qué espera de nuestra web y podremos adaptar la navegación, los textos y la estructura a lo que el usuario está esperando. Esto es especialmente crítico en los comercios electrónicos.

La conversión de un comercio con productos de un valor entre 1€ y 100€ debería estar alrededor de un 3%, para productos entre 100€ y 500€ entre un 1% y un 3%. Para productos de más de 500€ suele estar alrededor del 0,5%. ¡Si este no el caso de tu comercio electrónico y estás por encima, felicidades! ¡Lo lograste! ¡Estoy realmente contenta! Yo tengo clientes con 8% y 9% de conversión, sé que puede hacerse. Si estás por debajo, deberías realizar una investigación sobre la experiencia de usuario, deberías saber más sobre user research estás en el sitio adecuado.

¿Cómo puedes investigar cual es el comportamiento de tus usuarios? Es decir,

¿Cómo hacer User research?

Estas son las principales técnicas:

Eyetracking: consiste en realizar el seguimiento de la mirada del usuario y ver qué lee, que no lee, en que se fija, que clica, qué palabra hace que decida seguir leyendo o clicar el botón de llevar el producto a la cesta de la compra, etc.

Encontrarás más artículos que he escrito sobre el Eyetracking aquí: Eyetracking.

A/B Testing: consiste en hacer varias copias de diferentes páginas de tu sitio web y testear cuál de ellas convierte a más usuarios. Google dispone de una herramienta para realizar este tipo de tests se llama Google Optimizer y es gratis. Antes se llamaba Google Experiments, quizás habías oído hablar de ella.

Cart sorting: esta técnica sirve para testear cuál es la mejor arquitectura de la información en un sitio web. Consiste en testear a un grupo de usuarios entregándoles una serie de cartas con los productos que deseas vender o las diferentes secciones de tu web. Ellos deberán agruparlos por categorías y deberán ponerle un nombre a la categoría… te quedas de piedra cuando ves las diferencias entre tu forma de organizar las cosas y la suya… Esta técnica te ayudará definir la estructura del sitio web, a decidir qué pondrás en la página de inicio y cómo deberías etiquetar las categorías de navegación de tu web y las de tus productos.

También puedes hacer focus groups … pero es caro y los resultados no son los más fiables…

Hay una técnica que siempre explico en clase y hace mucha gracia a los alumnos, pero que es real como la vida misma y que la he usado muchas veces: utilizar a tu madre como betatester.

Sí, como lo oyes. Tu madre te dirá siempre la verdad, no es una heavy user de internet pero sabe navegar y desde que usa Whatsapp y se ha registrado en Facebook, no hay quien la pare. Si tu madre no entiende de qué va tu sitio web… tu sitio web está mal. Si tu madre no consigue encontrar tus datos de contacto… tu sitio web está mal. Si tu madre no consigue realizar una compra o suscribirse a tu boletín, tu sitio web está mal. Y no olvides hacerle probar a tu madre la versión móvil de tu sitio web… si ella no lo entiende, entonces es que esta mal. En una versión móvil no es suficiente pasar el test de Google, es necesario pasar el test de “mamá betatester”. Te lo digo con cara muy seria. Hazme caso… te ahorrarás un montón de disgustos.

¿Cuándo deberías aplicar la investigación del usuario?

Puedes hacerlo durante las 3 etapas de la creación del sitio web.

  1. Durante la investigación previa: el cart sorting es ideal para empezar.
  2. Investigación en el proceso: los mockups del sitio web pueden testearse con eyetracking y así sólo pasan a producción las versiones que mejor han sido entendidas por el usuario.
  3. Investigación de usuarios reales: cuando el sitio web ya está online, puedes realizar eyetracking y puedes realizar A/B testing… o lo dicho… lo dejas probar a tu madre.

¿Cuáles son las diferencias entre User Research y Usabilidad?

Son las dos caras de una misma moneda: user research va de analizar al usuario, la usabilidad, va de analizar el sitio web para ver si conseguimos que los usuarios hagan lo que deseamos que hagan.

Espero que este artículo de haya sido de utilidad y ahora sepas un poco más sobre qué es el user research y para qué sirve. Si tienes problemas de conversión contáctame y analizaremos juntos cómo podemos ayudarte desde Quadrant Alfa.

Seguimos en contacto

Un abrazo.

¿Qué es el eyetracking? y ¿Para qué sirve?

El Eyetracking es una tecnología que permite realizar el seguimiento de la mirada de los usuarios para obtener datos sobre cosas como: ¿qué miran? ¿Qué les llama la atención? ¿Se fijan en la publicidad? ¿Ese botón lo ven realmente? ¿Qué palabra hace que alguien decida leer un texto? y poder tomar decisiones en base a esos datos. También tiene aplicaciones en el campo de la psicología y en el de la óptica, pero sobre todo es en el marketing digital y en concreto, en la usabilidad y la experiencia de usuario donde más se utiliza.

¿Cómo funciona un eyetracker?

Eyetracker - EyetrackingBásicamente es un monitor de ordenador con un emisor de rayos infrarrojos que ilumina la cara del usuario (sin que el usuario note nada) y con una cámara (que el usuario tampoco ve que está allí) en la que el eyetracker puede ver el reflejo de los infrarrojos en las pupilas del usuario, y por lo tanto, triangulando la posición de las pupilas frente a la pantalla, puede saber qué es lo que usuario está mirando.

En este vídeo está muy bien explicado (si no entiendes el francés, activa los subtítulos en castellano o en tu idioma nativo)


También hay eyetrackers incrustados en gafas y en dispositivos portátiles que facilitan los análisis de eyetracking cuando estás estudiando algo que no está en una pantalla como por ejemplo, los productos del lineal de un supermercado o el cuadro de mandos de un coche.

¿Para qué se utiliza un eyetracker en Marketing Digital?

Como he comentado en el primer párrafo, es especialmente útil para comprobar la usabilidad de un sitio web. En este vídeo que verás bajo estas líneas estaba yo testeando si los usuarios podían encontrar fácilmente las fichas de los apartamentos que el sitio web deseaba alquilar. Verás como tras más de un minuto, el usuario testeado aún no ha encontrado las fichas de los apartamentos. También es curioso ver en este vídeo como el usuario se distrae cada vez que el slider de la web cambia. Cosa que es normal y está bien porqué los sliders se incluyen en la cabecera de las webs para mostrar la propuesta de valor de la empresa, así que es correcto que hagan que la mirada del usuario vaya hacia allí… aunque una vez dentro del sitio web, ya no deberíamos distraer más al usuario, por esta razón sólo se incluyen en la página de inicio.

¿Cómo se utiliza el Eyetracking en Marketing de Contenidos?

También se puede utilizar para temas relacionados con el content marketing, por ejemplo, para ver qué palabra hace que cuando leemos en diagonal, finalmente decidamos que vale la pena o no leer un texto. O bien en un anuncio de Adwords que será visto por encima, qué palabra llama la atención y hace que el usuario lea el anuncio y eventualmente clique en él.

Aquí te dejo 4 enlaces que pueden ayudarte a entender mejor el uso del eyetracking en este último campo:

  • El primero es de un estudio que hice en el 2005 sobre cómo leen un sitio web de noticias hombres y mujeres y sobre si los banners se ven o no se ven: Eyetracking_Media_Espana
  • El segundo es un estudio sobre las palabras que deben contener los Adwords para llamar la atención. El estudio lo hice en 2009 pero los resultados siguen siendo válidos aunque los Adwords ya no estén en el lateral derecho y ahora sólo están en la parte superior de las páginas de búsqueda: Eyetracking Search Marketing
  • Aquí encontrarás un artículo que escribí en el 2009 sobre el Eyetracking y triángulo de oro de Google en relación a SEO (el artículo también sigue siendo válido hoy en día).
  • Y aquí, información sobre el eyetracker que yo utilizo para estos análisis: Tobii Eyetracker

Espero que esta información te sea de utilidad.

Seguimos en contacto.

¿Qué es Google Scholar? y ¿Para qué sirve?

Google Scholar o Google Académico  (en Castellano) es el buscador de Google especializado en documentos académicos. Fué creado en 2004 y es el que debes usar si eres universitario o estás trabajando en contenidos académicos. En este buscador solo aparecen artículos publicados en revistas indexadas, tesis, libros, patentes y documentos relativos a congresos con validez científica y académica. Se trata pues de la mayor fuente de información apta para ser incluida como bibliografía en cualquier documento cuyas fuentes deban ser validas académicamente.

¿Para qué sirve Google Scholar?

Si estás en la universidad y debes presentar trabajos, tesis, artículos o trabajos de fin de grado/máster, es necesario que todas las afirmaciones que hagas tengan una base científica sólida y por supuesto, debes citar la fuente en la que te has basado para llegar a esas conclusiones. Esta fuente la encontrarás en Google Scholar, no en Google.

Los resultados que aparecen en las páginas de Google Scholar ya están pensados para que puedas capturarlos con el gestor de referencias que estés utilizando (los más populares son Zotero, RefWorks o Mendeley) con lo que las citas se te crearán automáticamente y la bibliografía también se te creará de forma automática con todas las referencias que hayas utilizado en tu trabajo.

Otra ventaja de Google Scholar es que te da acceso completo al documento en cuestión (si lo encuentra) o bien a la parte del contenido que te interesa, así que ahorra muchas visitas a la biblioteca y permite acceder a contenidos que difícilmente encontraríamos de otra forma. Si el documento forma parte de una biblioteca privada, desde Google Scholar podrás entrar en ella si estás conectado desde un campus universitario y tu universidad tiene acuerdos con esa biblioteca.

Si soy autor, ¿cómo puedo publicar en Google Scholar?

Si eres autor de material académico, te interesa especialmente que el contenido que has creado aparezca indexado en Google Scholar. Para ello debes crear una ficha de autor y dar de alta tus artículos desde la ficha misma. Si los artículos están publicados en revistas indexadas, Google los encontrará y tu deberás asignarlos a tu ficha. Desde la ficha podrás realizar el seguimiento de las citas que recibes y tener un inventario con todos tus trabajos publicados, generando estadísticas y gráficos.

El algoritmo que ordena los resultados de Google Académico es muy parecido al de Google, pero incluye además la relevancia del documento, es decir, las veces que lo han citado.

 

Cómo curiosidad, el eslogan de Google Scholar es “standing on the shoulder of giants”… “a hombros de gigantes“, una cita de Issac Newtown “If I have seen further, it is by standing on the shoulders of giants.” que nos recuerda la importancia de la investigación y de trabajar en equipo.

Espero que este artículo te sea de utilidad.

Encontrarás más información aquí:

Seguimos en contacto

Montse.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre Modelo de negocio y Estrategia?

Tanto cuando ayudo a las empresas a adaptar sus modelos de negocio al entorno actual, como cuando imparto la asignatura de creación de un Plan Estratégico para Internet, me doy cuenta de que mis interlocutores confunden estos dos términos: Modelo de Negocio y Estrategia. También confunden Estrategia con Tácticas… pero ya aclararemos estos dos últimos términos en otro artículo. En éste nos vamos a centrar en ¿cuál es la diferencia entre Modelo de Negocio y Estrategia? Con estos dos conceptos claros en mente, podremos avanzar en la reconversión de nuestro negocio actual con más facilidad.

Para ir directos al grano y por si no deseas leer todo el artículo, de forma sucinta, “Modelo de Negocio” hace referencia a la lógica de una empresa, a la forma en la que opera y en cómo crea valor para sus accionistas. En cambio, “Estrategia” es la elección del modelo de negocio con el que la empresa va a competir en su mercado. O sea, el modelo de negocio que utilices depende de la estrategia que desees realizar.

Vamos ahora a desarrollar un poco más ambos conceptos para que te queden más claros:

¿Qué es un Modelo de Negocio?

El origen de la expresión “Modelo de Negocio” lo encontramos en Peter Druker en los años 80, pero el término ha evolucionado muchísimo los últimos 20 años con la aparición de internet y con la necesidad de adaptación de las empresas a este nuevo entorno. Una definición actualizada es:

“Modelo de Negocio es la representación de la arquitectura de valor de un negocio que muestra cómo una empresa o una organización puede ofrecer una propuesta de valor a determinados segmentos de mercado, cómo define la estructura de la cadena de valor que se necesita para poder ofrecer esa propuesta y cómo define los mecanismos de captura del valor que la empresa u organización va a utilizar para generar sus ingresos”.

Por si no te queda claro:

Las funciones de un modelo de negocio son:

  • Articular la propuesta de valor de la empresa. O sea, definir qué ofreces que te hace único.
  • Identificar los segmentos de mercado que la empresa desea atacar.
  • Definir la estructura de la cadena de valor interna que va a necesitar para ofrecer la propuesta de valor y estimar el coste de mantenimiento de la estructura. O sea, y con palabras llanas, qué necesita para ofrecer su propuesta de valor y cuánto va a costar.
  • Definir la arquitectura de captura de valor y estimar los beneficios que obtendrá al capturar el valor. O sea, cómo obtendrá los ingresos y cuáles van a ser.
  • Cuál será su posición respecto a la competencia.

Desde mi punto de vista, la mejor forma para representar un Modelo de Negocio es con un Canvas (imagen adjunta y enlace al pie de artículo). Aunque la parte de la competencia queda un poco coja en un Canvas y es mejor tratarla a parte (enlace en el pie del artículo sobre cómo hacer un análisis de competidores).

Modelo de Negocio

¿Qué es una Estrategia?

Es la creación de un plan que te llevará a conseguir tus objetivos. No es el plan, son las decisiones que deberás tomar para crear el plan. Estas decisiones también incluyen en plan de contingencia, es decir, qué harás en caso de que tu competencia haga algo o algo cambie. El modelo de negocio forma parte de ese plan. O sea, primero decides cuál será tu estrategia y luego eliges el modelo de negocio que más te conviene. Lo que pasa es que muchas veces es más fácil decidir cuál será tu estrategia cuando pones sobre un papel los diferentes modelos de negocio que puedes elegir, de ahí la confusión. También ocurre que a veces, las pequeñas empresas tienen modelo de negocio, pero no siguen ninguna estrategia (esto es malo, obviamente… pero así es la realidad).

Espero haberte sido de utilidad y que ahora tengas más claro cuál es la diferencia entre Modelo de Negocio y Estrategia.

 

Encontrarás más información en estos enlaces:

  • Evolución de las definiciones de Modelo de Negocio y los componentes que lo forman en este artículo de Zott, Amit y Massa: Qué es un Modelo de Negocio
  • Mi modelo sobre cómo hacer un análisis de competidores en internet: Cómo hacer un análisis de competidores
  • Sobre Modelos de Negocio y cómo utilizarlos para ganar a tu competencia en este artículo de Ramón Casadesús y Joan Ricard: modelos de negocio para competir
  • Enlace en el que encontrarás un vídeo explicando cómo utilizar un Business Model Canvas y un formulario para que te descargues de forma gratuita la versión oficial del modelo: Business Model Canvas

Si necesitas ayuda personalizada para adaptar tu modelo de negocio a la estrategia que decidas, no dudes en contactarme.

Nos hablamos.

Un abrazo.