Entradas

Reseña de “AMOS DE TÍTERES” de Robert A. Heilen – La Factoría

Amos de Títeres, Robert HeilenPor norma general, los libros de Heilen me gustan, a pesar de su moral y de su fascimo (que no llego a estar segura de si es fingido y por lo tanto caricaturizado, o bien es real… pero bueno, los libros están bien y tienen ritmo), pero ésta vez, con “Amos de Títeres”, he sido incapaz de terminar el libro (y esto me pasa muy pocas veces).

Este libro está escrito en el año 51 y se  nota el paso del tiempo:

  • Es machista hasta extremos insultantes.
  • El futuro en el que pasa la historia (más o menos nuestro presente) es totalmente pasado de moda y cutre (no cutre a lo steam punk, esto sería divertido… cutre, de cutre de verdad).
  • La historia va de alienígenas que vienen de Titán y que ocupan cuerpos humanos para ir invadiendo la Tierra (es de lo más normalillo para la época, podríamos decir que “todo un clásico”… pero es un argumento que ya está muy gastado… y encima ya sabemos que en Titán no hay nada).
  • En el libro no pasa nada digno de mención y los personajes no son creíbles.

En fin… quizás en 1951 era interesante (ganó 4 premios Hugo y 3 Locus), pero ahora no vale la pena ni comprarlo ni leerlo.

(… y por cierto, el que diseñó la portada del libro [que es lo único que se salva] estoy segura que no lo leyó, no tiene nada que ver con la historia)

Reseña de “LAS SIETE MARGARETS” de Sheri S. Tepper – Nova Ed B

Las 7 Margarets - TepperMe encanta Sheri Tepper y cómo escribe. Este libro no es una excepción. Imagino que buena parte de la culpa de que me guste tanto, es que se trata de Ciencia Ficción feminista, y no es algo muy habitual: en sus libros las protagonistas de Tepper, además de luchar contra enemigos de cualquier raza o planeta, también deben luchar contra sus propias sociedades.

En Las Siete Margarets además, la autora es capaz de sorprendernos con un guión original, fresco, interesante, bien trabajado y desarrollado con una narrativa que engancha desde la primera página.

El argumento es el siguiente: la historia se inicia en Fobos (satélite marciano compañero de Deimos) en una pequeña comunidad de científicos en la que vive nuestra protagonista, una niña que se aburre tanto entre los adultos que se inventa seis compañeros imaginarios a partir de seis rasgos de su personalidad.

Por razones que no descubrimos hasta el final del libro, 6 veces durante la vida de la niña, algunos de sus personajes ficticios se separan de su plano de la realidad, para crear otra realidad que se sobrepone a la original y que convive con ella. Es decir, en 6 tomas de decisiones que son cruciales para su vida, a la vez, la protagonista toma una decisión y su contraria, desdoblándose, sin ella saberlo y viviendo vidas paralelas, que por razones relativistas relacionadas con los viajes espaciales, también acaban convertidas en tiempos diferentes.

El universo en el que pasa todo esto encontramos una Tierra al borde de ser exterminada por razas alienígenas que no nos consideran racionales, una Tierra con gran parte de los ecosistemas destruidos y cuyo único bien exportable es la propia población, que muere de hambre y sed, y que es vendida por los gobernantes del planeta a cambio de agua potable, en contratos de esclavitud de 30 años. También encontramos otras razas alienígenas que desean darnos una oportunidad y que ayudan a los humanos repartidos por toda la galaxia a sobrevivir en mundos y sociedades hostiles.

Las Siete Márgarets son las 7 personalidades de la niña con la que se inicia el relato, que acaban viviendo diferentes vidas, según la suerte y las decisiones que han tomado, y que acaban convergiendo en un final original e inesperado.

Cuando terminas el libro y pasan los días, sigues pensando en la protagonista, en sus vidas y en la cantidad de veces que tú misma has tomado decisiones que te han cambiado la vida… sin ir más lejos, yo tenía que haber estudiado Telecos en La Salle, tenía que haber construido naves espaciales y ahora mismo, tenía que estar en Marte colonizando el planeta (estos eran mis planes de futuro a los 18 años [no es broma, es sólo que mi yo actual, el que conocéis, decidió en el último minuto estudiar Económicas en la UAB y empezar a trabajar en un Banco])… espero que en alguna otra realidad, una Montserrat esté instalando potabilizadoras de agua y generadores de gases de efecto invernadero para crear una atmósfera en Marte. Desde aquí le mando un saludo! ;-)

En definitiva, un libro 100% recomendable para evadirse durante durante las horas que dura su lectura, y para reflexionar sobre uno mismo, unos cuantos días después.

Reseña de “ANATEMA” de Neal Stephenson – Nova, Ed. B

AnatemaCreo que Anatema es uno de los mejores libros de Ciencia Ficción que he leído este 2009. Pero me veo obligada avisar de antemano que no es de lectura fácil y que es necesario realizar un acto de fe durante las 150 primeras páginas del libro. Dicho esto, es el típico buen libro de Neal Stephenson: gran prosa, buen sentido del humor, ambientación impecable y personajes bien creados y con profundidad. Toda una gozada. Si además te gustan la Filosofía, la Música, las Matemáticas y la Ciencia en general, entonces no pararías de leer.

Escribir esta reseña no va a ser tarea fácil (de ahí que haya demorado esta tarea unas cuantas semanas), hay mucho por explicar y mucho a tener en cuenta.

Por lo que al argumento respecta, Stephenson nos va desvelando poco a poco la historia de un planeta llamado Arbre, parecido a la Tierra pero no igual, con una historia de colapsos y renacimientos sociales y culturales que lo ha llevado hasta el momento en el que se sitúa la acción de este libro. La trama propiamente dicha empieza con el descubrimiento en el cielo de Arbre de una nave alienígena que orbita el planeta desde hace dos años. Nuestro protagonista y sus compañeros avotos (según vocabulario de Arbre, personas que han jurado seguir la Disciplina Cartasiana y que viven en una especie de monasterios llamados concentos) deberán establecer contacto con la nave e intentar comprender a estos extraños seres que proceden de otro lugar y que no comparten ni química ni cultura con la gente de Arbre.

Sin previo aviso, Stephenson nos mete de lleno en la cultura de Arbre, utilizando vocabulario y conceptos propios de Arbre, que para los pobres mortales de la Tierra son realmente difíciles de entender (estas son las 150 páginas que hace falta superar para poder disfrutar plenamente del libro)… al final, se agradece la inmersión total y ves que le da al libro una dimensión rica y exquisita que de otra forma no se conseguiría, pero al principio… ufff, tienes que repetirte a modo de mantra “esto es un libro de Stephenson, debo tener fe” unas cuantas veces, para poder seguir adelante y no tirar la toalla cuando llegas párrafos enteros que no entiendes… para ilustrarlo, aquí va un ejemplo:

“Tres fras y dos sures cantaron un motete en cinco partes mientras otros doce revoloteaban frente a ellos. En realidad, no estaban revoloteando, aunque desde donde estábamos daba esa impresión. Cada uno de ellos representaba el índice superior o inferior de una ecuación teorética sobre ciertos tensores y una métrica. Al desplazarse de un lado a otro, cruzándose e intercambiando posiciones mientras se movían frente a la mesa principal, estaban representando un cálculo sobre la curvatura de una variedad tetradimensional, con varios pasos de simetrización, antisimetrización y elevación y descenso de índices. Si alguien que no supiese nada de teorética lo hubiese visto desde arriba, se habría llevado la impresión de que era un baile campestre. La música era encantadora a pesar de que cada pocos segundos el gimoteo de los cismexes la interrumpía.”

… este párrafo corresponde a la página 120 del libro. Prometo a posibles lectores que hacia el final del libro, párrafos como este, son totalmente claros e inteligibles… al menos por lo que al vocabulario respecta. Poco a poco vas descubriendo que un “cismex” es algo parecido a un teléfono móvil avanzado, que un  “dispositivo sintáctico que emplea teorética cuántica” es algo parecido a un ordenador cuántico y que cuando hacen referencia a una cámara de Faraday lo hacen llamandola un “Cesto de Sante Bucker“… acaba siendo hasta divertido apreciar los cambios de vocabulario.

He seleccionado este párrafo en concreto por un motivo más: por el “…cantaron un motete“. Y yo que pensaba que probablemente sólo los 16 frikis que nos reunimos cada miércoles para rendir homenaje al padre escolapio que nos introdujo a la música hace 30 años y al que respetamos cantando motetes en su honor, sabíamos lo que es un motete!!! Y resulta que Stephenson lo sabe, y lo que es más importante en este caso, el traductor del libro también lo sabe!!! De hecho, el gran homenajeado al comentar Anatema debería ser el traductor, por eso le voy a dedicar el próximo párrafo de esta reseña.

Pedro Jorge Romero: se trata de un gallego de adopción que creo que tiene mi edad (…de 1967 vamos) y que admiro por su trabajo, desde hace muchos años. Creo que lo descubrí hacia 1995 en Internet en los news groups dedicados a la Ciencia Ficción. Ya en 2003, 2004 y 2005 mientras estuve en Noticias.com sindicaba por RSS el contenido de su blog para incorporarlo a los artículos publicados en este diario online, por su originalidad y porque me encantaban. Pedro Jorge fue además editor de BEM un fanzine de Ciencia Ficción que hizo furor en los años 90, y el alma máter del Archivo de Nessus (una página web ya extinta, dedicada a la Ciencia Ficción). Junto con Rafael Marín (otro autor y traductor que me tiene el corazón robado) son quienes traducen una gran parte de los libros de Ediciones B de la colección Nova, la dedicada a la Ciencia Ficción y que dirige Miquel Barceló. Sé que parte del mérito de que me encanten los libros de Neal Stephenson es gracias al trabajo de Pedro Jorge Romero. Así que le estoy muy agradecida. En el caso de Anatema, el trabajo realizado por Pedro Jorge tiene que haber sido dificilísimo y merece mis más sinceros elogios y felicitaciones.

Volviendo a Anatema, además del tema de los “motetes” también me ha entusiasmado el trato científico que da a la música y concretamente al poder de los armónicos que producen los bajos, que se acoplan tanto al lugar en el que se cantan como físicamente en la cabeza de quienes cantan, llegando a modificar (según el protagonista de ésta historia…) el funcionamiento de la mente. Seguro que los monjes budistas del Tíbet están de acuerdo con él.

En definitiva, es un libro que me ha encantado, que es largo de leer por sus más de 700 páginas, pero que pasadas las primeras 100 páginas se hace llevadero, aunque acabas con dolor en las muñecas si pretendes leer varias horas seguidas. El libro hace soñar y hace pensar, sobre todo, a medida que vas descubriendo por qué motivo la nave alienígena está en órbita de Arbre.

El libro es 100% recomendable si eres un lector avanzado en Ciencia Ficción, para alguien que empieza no lo recomendaría ya que es demasiado “hard” para iniciarse tanto en la CF como en el mundo de Stephenson. En cambio, sí recomendaría empezar a leer Stephenson con el Ciclo Barroco, con el Criptonomicón o mejor aún, con Snow Crash que es mucho más sencillo, si se desea entrar en él suavemente.

Nos hablamos.

Reseña de “UN DESTELLO EN EL CIELO” de Kay Kenyon – La Factoría

Destello en el CieloUn Destello en el Cielo es un libro diferente. En ciertos aspectos es el típico libro de Ciencia Ficción de “descubrimiento de mundo alienígena”, pero el mundo que nos muestra es realmente original, bien construido y con personajes trabajados.

La historia nos narra las aventuras del piloto espacial Titus Quinn en un universo paralelo al que ha accedido a través de una especie de agujero de gusano cuando estaba en misión espacial.

La primera vez que visita este universo paralelo (bautizado como Omniverso por Kay Kenyon) lo hace por accidente y con toda su familia. La familia queda varada en el Omniverso y Titus Quinn aparece en el universo normal, sin memoria y con 14 años de más (aunque en el mundo real sólo han pasado unas semanas).

La corporación para la que trabaja lo aparta de todo plan espacial y lo condena al ostracismo, porque no cree nada de lo que cuenta (pequeños retazos de memoria). El tiempo pasa y el protagonista queda sumido en una fuerte depresión, hasta que a causa de un accidente en otra nave espacial, la corporación empieza a dar crédito a la posibilidad de que exista un universo paralelo y decide organizar una misión para investigarlo.

El Omniverso que nos narra Kenyon es interesante. En él viven diversas razas, algunas de ellas humanoides. Desde hace centenares de años, desde Omniverso pueden ver partes de nuestro universo, cosa que ha hecho florecer toda una cultura parecida a la china medieval, aunque la raza que domina y que tiene subyugado a todo el Omniverso, los Tarig, no sabemos de dónde provienen, poseen tecnología sofisticada (con viajes espaciales incluidos) y teme a nuestro universo.

En ciertos momentos los Tarig recuerdan a los Goauld de Stargate, aunque la construcción del Omniverso es completamente original y más o menos consistente.

La única crítica que haría es acerca de la irregularidad del ritmo del libro. En ciertos momentos llega a aburrir, en otros consigue que leas horas seguidas. También es algo decepcionante cuando a medida que se acerca el final vas dándote cuenta de que la autora no puede terminar el libro en las páginas que quedan y empiezas a sospechar que habrá una segunda parte. Cuando terminas el libro, queda claro que es sólo una primera parte, y cuando investigas un poco más, descubres que es el primero de tres libros (A World Too Near y City Without End). Esto explica algunas escenas de relleno y el ritmo desigual del libro.

Aun así, el libro vale la pena ser leído y es entretenido, pero no le daría un 10, hay libros más entretenidos con los qué pasar el rato.

Sobre la autora: Key Kenyon. Es interesante conocer que comenzó su carrera como escritora publicitaria y actriz, ya que esto explica en parte, la frescura de su propuesta y la originalidad. Esta es su octava novela y ha sido finalista en el premio Philip K. Dick y el John W. Campbell

Reseña de “LA COSECHA DEL CENTAURO” de Eduardo Gallego y Guillem Sánchez – NOVA Ed. B

Como cada año, la Colección Nova de Ediciones B publica el libro ganador del Premio UPC de Novela Corta de Ciencia Ficción. Este año el libro ganador es “La Cosecha del Centauro” de Eduardo Gallego y Guillem Sánchez.La Cosecha del Centauro

Como todos los libros de la Colección NOVA, el libro incluye una presentación de Miquel Barceló (sin desmerecer el contenido de los libros, la presentación de Miquel Barceló es una de las mejores cosas que tiene esta colección). En este libro además, se incluye la conferencia que impartió Lois McMaster Bujold en el acto de entrega de los premios UPC. Aun así, he echado de menos que publicasen también alguna de las obras finalistas y la obra ganadora del apartado de alumnos de la UPC… normalmente son obras interesantes y diferentes, y en las ediciones anteriores las publicaban en un mismo libro junto a la obra ganadora… ¿será la crisis?

Hablemos del libro:
La trama transcurre en un futuro lejano en el que nuestra galaxia está colonizada por humanos, pero por dos grupos separados que habían perdido contacto entre sí. Los de un brazo están más desarrollados en ingeniería y disponen de buenas naves espaciales, larga vida y androides de combate (con sentimientos) y que físicamente son indistinguibles de los humanos. En el otro brazo de la galaxia es la biología la ciencia que se ha desarrollado más, y sus habitantes son capaces de crear edificios a partir del desarrollo natural de árboles y plantas, son pacíficos y sociables, y aun a pesar de ser capaces de colonizar planetas de distintos sistemas, no disponen de naves que rivalicen con las de los humanos del otro brazo.

Sólo desarrollando el “primer encuentro” y la subsiguiente relación entre los dos grupos de colonizadores de los dos brazos, el libro ya prometía ser interesante, pero los autores no se han conformado con esto y han incluido en la trama a una poderosa especie alienígena que se dedica a sembrar de vida diversos planetas, y que luego regresa para “recoger” su cosecha.

Siguiendo con este argumento, algunos de los planetas pendientes de recolectar, están situados en la zona humana del brazo en el que se ha desarrollado más la biología, y el inminente peligro que conlleva la aparición de estos alienígenas hace que los representantes de las dos sociedades humanas se unan para colaborar y a resolver el misterio de los planetas cosechados.

Como se trata de una novela corta, el libro se lee en un par de días y te deja con ganas de saber más sobre las colonias de humanos y sobre la interacción entre ambas.

Sobre los autores: Eduardo Gallego es biólogo y profesor de micología de la universidad de Almería. Guillem Sánchez es economista y aficionado a la historia bélica. Juntos hacen un buen tándem. Yo no había leído nada de ellos hasta la fecha, aun a pesar de que Miquel Barceló indica en su prólogo que ambos son conocidos en el mundo de la Ciencia Ficción española, así que miraré de enmendar mi error y leer más libros de estos autores.

En resumen, un libro 100% recomendable, que deja un buen sabor de boca y que permite pasar un fin de semana entretenido.

Reseña de “A TRAVÉS DEL TIEMPO REAL” de Vernor Vinge – Icaro Ed.

“A Través del Tiempo Real” es un libro entretenido que plantea una buena historia, aún a pesar de que en realidad son tres libros escritos en momentos diferentes.

El libro nos plantea viajes en el tiempo, aunque sólo hacia delante, utilizando una tecnología que permite la creación de burbujas que encierran en una especie de éxtasis todo lo que queda en su interior, consiguiendo que no pase el tiempo para quienes están encerrados dentro.

El libro se extiende durante millones de años y va narrando la historia de la humanidad.

La trama se divide en dos partes. La primera de ellas, situa al lector en un futuro próximo en el que la humanidad se recupera después de una catástrofe nuclear causada por una guerra mundial. Ésta parte es divertida y es pura literatura “steampunk”.

La segunda parte es más Ciencia Ficción de la de toda la vida (por decirlo de alguna manera) y explica cómo es la humanidad del futuro, en un futuro lejano… aunque casi no quedan humanos porque algo ha ocurrido en el siglo XXIII y sólo han quedado los humanos que por un motivo u otro estaban emburbujados.

El libro plantea una sociedad futura en la que deben convivir humanos de diferentes épocas y con acceso a diferentes tipos de tecnología (según en el momento en que fueron emburbujados), y consecuentemente con diferentes modelos sociales. La tarea principal de esta sociedad es conseguir perpetuar la especie humana, aún a pesar de los pocos centenares de ejemplares de humanos que quedan.

Para animar un poco más la trama, el autor incluye un asesinato, un policía del siglo XXI y hasta algún alienígena.

100% recomendable.

Reseña de “VUELTA ATRÁS”, de Robert J. Sawyer – Nova (Ediciones B)

VUELTA ATRÁS, Robert J. Sawyer - NovaVuelta Atrás” es un libro divertido, ameno, bien narrado, que transmite conocimiento y que hace pensar. ¿Qué más se le puede pedir a un libro?

El argumento versa sobre el descifrado de unos mensajes alienígenas que llegan a la Tierra. El primero de ellos lo descifra una joven investigadora del SETI, que también se encarga de enviar su respuesta. 38 años después, llega un segundo mensaje y de nuevo, la investigadora del SETI esta vez anciana pero habiéndose aplicado un tratamiento de rejuvenecemiento (que ha fallado y que la ha dejado a las puertas de una muerte por vejez) lo descifra, mientras que su marido, cuyo tratamiento ha funcionado bien, explora su nueva juventud.

En el libro se discuten el papel de la tecnología en el desarrollo futuro del ser humano, cuestiones morales sobre los tratamientos para alargar la longevidad de las personas,  el aborto, la existencia de Dios y otros muchos dilemas morales a los cuales Sawyer nos tiene acostumbrados a plantear en sus libros.

Como el resto de obras de Robert j. Sawyer “Vuelta Atrás” es 100% recomendable y merece la pena dedicarle las pocas horas que se tarda en leer.

Reseña de “LUZ ROBADA”, de Gary Gibson – Quantum Ed. VíaMagna

Libro interesante que se lee rápido (o eso, o es que las vacaciones de verano me sientan bien). Dentro de la Ciencia Ficción lo clasificaría como “space opera”… protagonista que va de una parte a otra, todo con poca profundidad, pero con una historia que engancha.Luz Robada

El libro está ambientado en un futuro lejano en el que el secreto de los viajes superluminales está en manos de una raza alienígena llamada Shoal, que ejerce un control absoluto sobre esta tecnología y por ende, controla el comercio y la exploración de la galaxia. Las razas que desean utilizar esta tecnología deben ceñirse a las normas que dictan los Shoales, sin excepción.

Por su parte, los humanos (que utilizan la tecnología Shoal) están divididos en diferentes tipos de sociedad y mientras que unos han adoptado todo tipo de tecnología invasiva en sus cuerpos y por lo tanto llevan implantes craneales entre otros dispositivos, otros grupos han rechazado este tipo de tecnología y rehúyen a los que la han adoptado. Las estructuras sociales de unos y de otros también varían y despiertan el interés del lector.

La protagonista de esta historia es una ex piloto militar cargada de implantes y con un pasado turbio. A lo largo de toda la narración tendrá que lidiar con su pasado, con los extraterrestres, con mafiosos y con militares. También con naves que casi tienen sentimientos y finalmente con otra raza extraterrestre. Este personaje es el más trabajado y el que tiene más dimensión, aunque el protagonista Shoal también está bien tratado. En cambio, otro de los personajes principales, el humano mafioso, pienso que podría habérsele sacado más partido.

El libro tiene sus momentos divertidos, por ejemplo, los Shoales, que son criaturas acuáticas con tentáculos incluidos, utilizan nombres humanos de lo más sugerente. Nombres como: Comerciante-de-Excrementos-Animales, Rigor-Mortis, o Guardián-de-los-Secretos-Íntimos-de-los-Comprometidos-Involuntariamente.

Un libro 100% recomendable.