Entradas

Reseña de “EL NAVEGANTE SOLAR” de David Brin – Ed. Folio SF

Navegante SolarÉsta reseña debería llamarse Reseña de “Jusqu’au Coeur du Soleil: le cycle de l’Élévation I” de David Brin, porque me lo tuve que comprar en París cuando me quedé sin lectura por falta de previsión. Por suerte, en la Virgin de Champs Elysees tienen una buena sección de Ciencia Ficción y encontré éste libro que no había leído (o que si he leído, no me acuerdo de haberlo hecho).

Tengo un pequeño lío mental con lo de si lo había leído o no, porque me extraña no haberlo leído puesto que creía haber leído todos los libros del Ciclo de la Elevación (además de muchos otros libros de este autor, entre los que se encuentra El Cartero [el de la película homónima dirigida y protagonizada por Kevin Costner] y una precuela de La Fundación de Asimov) pero al leer la contraportada de éste me di cuenta de que no lo había leído. Y al leerlo entero, creo positivamente que no lo había leído. Por otra parte, podría consultar mi biblioteca, pero resulta que estos libros que fueron escritos hace tanto tiempo (este es de 1980 y supongo que si lo leí, lo habría hecho sobre 1988-90) los tengo en el fondo de la biblioteca y no alcanzo a verlos si no saco un par de niveles que tengo superpuestos a estos. En fin… un drama. Cuando sea rica tendré una biblioteca enorme que me permita leer los lomos de todos los libros. O eso… o digitalizo todo lo que tengo ahora. En parte, el posible olvido y la falta de facilidades para la consulta fue lo que me motivó a escribir estas reseñas en el blog. Al menos ahora estoy segura de recordar lo que he leído estos dos últimos años.

Pero bueno… vayamos a la reseña del libro de Brin.

Como todos los libros del Ciclo de la Elevación parte de la premisa que los humanos han contactado con otras razas del universo, pero parece ser que ninguna de estas razas ha alcanzado las estrellas sin la ayuda de una raza guía que la ha ayudado a elevarse.

En el caso de los humanos, parece que nadie nos ayudó a elevarnos… o bien alguien nos ayudó, pero por motivos que desconocemos nos abandonó a nuestra suerte. Esto provoca que tanto en la Tierra como fuera, haya facciones que están a favor de una tesis y facciones que están a favor de la otra, cosa que provoca ciertos roces entre humanos, y entre humanos y extraterrestres.

La organización civil de nuestro mundo es curiosa cuanto menos y Brin la describe detalladamente.

A pesar de ser “huérfanos”, los humanos son respetados por el resto de razas del universo porque a su vez han elevado a dos razas terrestres: los delfines y los chimpancés.

En este libro en concreto, aparecen indicios de una raza de seres extraños medio energía medio materia, que habitan el sol. Así que se organiza una expedición a nuestro astro rey para intentar establecer contacto con esta raza y descubrir, eventualmente, si es o no es quien nos echó una mano en la elevación.

Los personajes son entrañables y tienen profundidad. Los extraterrestres de las razas elevadas son muy curiosos y la descripción de sus sociedades se presta a soñar con poder verlas alguna vez. También la descripción de la nave solar y la tecnología que utiliza para no quedar abrasada (un campo generador de estasis que modifica el espacio tiempo de la cubierta exterior de la nave) es detallada e interesante.

El libro es totalmente recomendable, y tanto si lo había leído como si no, estoy contenta de haberle dedicado unos días de mis vacaciones.