Entradas

¿Qué es Google Scholar? y ¿Para qué sirve?

Google Scholar o Google Académico  (en Castellano) es el buscador de Google especializado en documentos académicos. Fué creado en 2004 y es el que debes usar si eres universitario o estás trabajando en contenidos académicos. En este buscador solo aparecen artículos publicados en revistas indexadas, tesis, libros, patentes y documentos relativos a congresos con validez científica y académica. Se trata pues de la mayor fuente de información apta para ser incluida como bibliografía en cualquier documento cuyas fuentes deban ser validas académicamente.

¿Para qué sirve Google Scholar?

Si estás en la universidad y debes presentar trabajos, tesis, artículos o trabajos de fin de grado/máster, es necesario que todas las afirmaciones que hagas tengan una base científica sólida y por supuesto, debes citar la fuente en la que te has basado para llegar a esas conclusiones. Esta fuente la encontrarás en Google Scholar, no en Google.

Los resultados que aparecen en las páginas de Google Scholar ya están pensados para que puedas capturarlos con el gestor de referencias que estés utilizando (los más populares son Zotero, RefWorks o Mendeley) con lo que las citas se te crearán automáticamente y la bibliografía también se te creará de forma automática con todas las referencias que hayas utilizado en tu trabajo.

Otra ventaja de Google Scholar es que te da acceso completo al documento en cuestión (si lo encuentra) o bien a la parte del contenido que te interesa, así que ahorra muchas visitas a la biblioteca y permite acceder a contenidos que difícilmente encontraríamos de otra forma. Si el documento forma parte de una biblioteca privada, desde Google Scholar podrás entrar en ella si estás conectado desde un campus universitario y tu universidad tiene acuerdos con esa biblioteca.

Si soy autor, ¿cómo puedo publicar en Google Scholar?

Si eres autor de material académico, te interesa especialmente que el contenido que has creado aparezca indexado en Google Scholar. Para ello debes crear una ficha de autor y dar de alta tus artículos desde la ficha misma. Si los artículos están publicados en revistas indexadas, Google los encontrará y tu deberás asignarlos a tu ficha. Desde la ficha podrás realizar el seguimiento de las citas que recibes y tener un inventario con todos tus trabajos publicados, generando estadísticas y gráficos.

El algoritmo que ordena los resultados de Google Académico es muy parecido al de Google, pero incluye además la relevancia del documento, es decir, las veces que lo han citado.

 

Cómo curiosidad, el eslogan de Google Scholar es “standing on the shoulder of giants”… “a hombros de gigantes“, una cita de Issac Newtown “If I have seen further, it is by standing on the shoulders of giants.” que nos recuerda la importancia de la investigación y de trabajar en equipo.

Espero que este artículo te sea de utilidad.

Encontrarás más información aquí:

Seguimos en contacto

Montse.

 

 

Google empieza a dar prioridad a las empresas que utilizan Google+

Hoy he visto por primera vez una ficha de Google+ destacada por encima del resto de resultados en una búsqueda realiza en Google.

Este caso, estaba buscando el portal “Escapada Rural” y al mostrarme los resultados, me ha aparecido el último post de Escapada Rural realizado en su página de Google+ en la zona superior de la columna de la derecha de la página (ver imagen adjunta), justo encima de los Adwords y enmarcada por un cuadrado de 1 pixel.

[style_image width=”400″ height=”330″ image=”https://www.montsepenarroya.com/wp-content/uploads/2012/05/google+.jpg” align=”alignright” alt=”Google Plus” url=”https://www.montsepenarroya.com/wp-content/uploads/2012/05/google+.jpg” border=”yes” lightbox=”yes” fade=”yes”]

Falta poco para que se cumpla el primer año de Google+, y justo cuando pensábamos que esta red estaba entrando en un estado de catatonia, va Google y le da un empujón para ver si así despega de una vez.

La red social Google+ fue creada en junio del 2011 pero no fue hasta septiembre 2011 que Google permitió el registro a todo el mundo (excepto empresas, que tuvieron que esperar a noviembre 2011, y excepto menores de 18 años que tuvieron que esperar a diciembre 2011). Desde entonces, no ha habido grandes cambios y poco a poco (o al menos esta es mi sensación) la gente ha ido olvidándose de esta red y ha seguido centrada en Facebook.

Pero estaba claro que puesto que los ingresos de Google provienen de la publicidad, y los Adwords ahora mismo no permiten la misma segmentación que Facebook, a parte de hecho de que los menores de 30 casi no los clican, así que este tipo de ingresos les debe haber estado bajando día tras día.

Por mi parte, estaba segura de que en un momento u otro, Google reaccionaría y fomentaría el uso de Google+ para empresas, pero no sabía cómo lo haría ni cuando. Hoy he tenido la primera prueba de que ya lo está haciendo… y el cómo también se ha resuelto.

Así que si a partir de ahora, los post publicados en páginas de Google+ van a aparecer destacados en las búsquedas de Google al buscar el nombre de una empresa, está claro que a nivel de empresa nos conviene utilizar este tipo de promoción.

A ver si este fin de semana tengo un momento para crear mi página de empresa.

Nos hablamos.

Descubre como funciona Google Scholar, el nuevo buscador de Google

A finales de la semana pasada Google puso online la versión beta de Google Scholar, su nuevo buscador para localizar información técnica entre todos los artículos, estudios, tesis, white papers, case studies, informes técnicos, investigaciones, documentación de centros de investigación y universidades, libros, etc… publicados.

No ha pasado ni un mes desde que Google lanzo su herramienta Google Desktop Search que ya nos ha vuelto a sorprender gratamente lanzando Google Scholar.

La imagen inicial es muy similar a la del buscador Web de Google, sin embargo, a la que hemos introducido un tema de búsqueda y le damos al botón de “search”, nos aparece una ventana de resultados ordenados con información nada comercial y sin anuncios. Los criterios de ordenación tienen en cuenta el contenido de los documentos, el autor, la publicación en la que aparece dicho documento y, de manera similar a como lo hace para la versión Web con los links-in, la cantidad de citas a dicho artículo en otros documentos. Por último, llama la atención que los enlaces mostrados no son únicos, ya que un mismo artículo puede ser publicado en diferentes medios. Presenta incluso enlaces a documentos referenciados por los estudios (incluso pueden no existir en la Web), concepto similar a los links-out de la versión Web.

Para limitar las búsquedas por autor, nos permite incluir en la caja buscadora el filtro “autor:”, que podemos escribir solo o junto con el tema o concepto que estamos buscando para limitar el número de resultados a obtener.

Pasando a la práctica, me he dedicado a hacer unas cuantas búsquedas en las dos versiones de Google para ver las diferencias reales. La primera búsqueda que he realizado es “eye tracking technology”. La versión Web me ha devuelto 1.040.000 referencias y cuatro anuncios. De los 10 primeros resultados obtenidos, 4 son empresas que comercializan soluciones relacionadas con dicha tecnología. Los 6 restantes son estudios o información técnica relacionada. Por contra, los 13.600 resultados mostrados por Google Scholar son 100% técnicos, no apareciendo referencias comerciales o anuncios… así que perfecto!

He tomado un segundo ejemplo, “web metrics”. Los resultados obtenidos han sido curiosamente muy similares. De los siete anuncios y 2.050.000 resultados obtenidos para la versión Web, un 40% han sido resultados técnicos y un 60% resultados comerciales. Para la versión Google Scholar, han sido 28.000 los resultados obtenidos, todos ellos técnicos nuevamente.

Por último, mencionar a los autores cuyos documentos técnicos no han sido todavía indexados que deben solicitar a su universidad, escuela o editorial que contacte con Google Scholar para que incluya dicho contenido. Google Scholar no permite de momento la publicación directa por parte del autor de informes y documentos. Hay más información disponible en las preguntas frecuentes.

Definitivamente, una herramienta que dará mucho que hablar en la comunidad investigadora a partir de ahora.