Entradas

Marketing Turístico en Lituania: de productos a experiencias

La semana pasada estuve en Lituania impartiendo un curso de Marketing Turístico especialmente creado para ayudar a las autoridades turísticas de este país a aumentar el número de turistas que llegan a sus tierras.

Lituania, como muchos países de Europa, tiene problemas con la caída del mercado ruso. En su caso, en concreto, han perdido un 4% del producto interior bruto a causa del boicot de Rusia a Europa y de las sanciones impuestas por la UE a las empresas rusas.

A nivel de turismo el efecto negativo de la campaña anti Rusia aun es más preocupante ya que los ingresos por turismo han caído un 34% durante 2015.

Así que esta formación era realmente importante para ellos y para su estrategia turística tanto a nivel público como a nivel privado.

Vender experiencias en lugar de vender productos o servicios

Desde la OMT (organismo de las Naciones Unidas dedicado al desarrollo de los países a partir del turismo sostenible) y la fundación Themis, se preparó un curso de tres días en los trataríamos los siguientes puntos:

  1. Nuevos mercados emergentes. De manera que Lituania como destino y las empresas turísticas de Lituania conociesen más a fondo los mercados que ahora están en pleno crecimiento y pueden proporcionarles más turistas.
  2. Taller práctico de creación de experiencias turísticas. En este taller mostramos cómo podemos crear experiencias que perduren en la memoria de los visitantes y los asistentes trabajaron en la creación de las experiencias pensando especialmente en los turistas de los mercados emergentes que habíamos trabajado el día anterior.
  3. Taller práctico de Marketing Digital para entidades turísticas. En este taller mostramos cómo funcionan las principales herramientas del marketing digital, tanto para atraer tráfico a un sitio web como para convertirlo y también para controlar la efectividad de las campañas. Los alumnos participaron activamente en la realización de acciones para dar a conocer las experiencias creadas el día anterior a los mercados analizados el primer día.

Todo fue bien. La valoración del curso por parte de los alumnos fue muy positiva y la verdad es que la experiencia de impartir este workshop en Lituania también ha sido muy enriquecedora. Los lituanos son una gente estupenda, algo tímida, aun con vestigios de la era en la que fueron parte de la ya extinguida Unión Soviética, y con muchas ganas de aprender y de conseguir hacerse un hueco en el turismo mundial.

Me llamaron la atención 2 cosas:

  1. Los lituanos están obsesionados (sin que este sea un término negativo) en el turismo de raíces. El primer día de clase, cuando analizábamos los mercados emergentes y los asistentes debían definir segmentos de mercado y debían crear las “personas” asociadas a esos segmentos, todos los grupos se centraron en atacar a los descendientes de lituanos que son residentes en estos mercados emergentes. Es algo con lo que no me había encontrado nunca en clase… tanta concentración y tanto esfuerzo en el turismo de raíces y en “traer a casa” a los descendientes de lituanos emigrados.
  2. Los lituanos son súper católicos, pero les encanta ser los “últimos paganos de Europa”. Todos los grupos de trabajo que creamos entre los asistentes al curso, en algún momento, trataron el tema de crear un conjunto de experiencias relacionadas con el hecho de que fueron la última nación europea en ser cristianizada. “The last pagans”… suena a película… igual se deciden ha hacer algo así… no sé…

En fin… toda una experiencia. Espero volver a repetirla, ni que sea para ampliar más la parte del marketing digital, ya que tanto los hoteles asistentes, como los gestores de destino que vinieron al curso, quedaron con ganas de saber más y de profundizar más en las herramientas que les mostramos.

Aquí os dejo con una galería de imágenes con algunas fotos del curso.

Newzealand.com, página web de libro y estrategia completa para destino turístico

Estos días estoy trabajando en la preparación de un curso de Marketing Digital Turístico que impartiré para el gobierno de Lituania en nombre de la OMT (Organización Mundial de Turismo). Repasando bibliografía y buscando ejemplos prácticos sobre cómo aplicar marketing moderno (orientado a cliente y bien segmentado) a un destino turístico, he dado con la estrategia de Nueva Zelanda y revisando su nueva web de promoción turística, he visto que es de libro y que puede servir como súper buen ejemplo sobre cómo debe ser una web turística.

La web de promoción es esta: www.newzealand.com aquí ya observamos orientación al cliente dividiendo a los usuarios en 4 grandes grupos. Para el ejemplo, nosotros clicaremos sobre “holidays” y así entramos en la parte turística. Una vez dentro, podemos observar los recursos turísticos inventariados, en la primera pestaña, y las actividades que pueden realizarse en ellos en la segunda pestaña. Es una excelente manera de enfocar el contenido desde dos puntos de vista diferentes. Para seguir con los buenos ejemplos, clicaremos “fly fishing” en la actividades y nos iremos a pescar a Nueva Zelanda. En la página dedicada a la pesca, siguen al pie de la letra el framework del “Customer journey” que recomendamos en las clases de la OMT: tienen información para hacerte soñar, para ayudarte a planificar el viaje, para ayudarte en la contratación de los productos turísticos, para que tengas una buena experiencia y para que la puedas compartir con otros. Es excelente. Una página web de libro de “promoción de destinos turísticos”.

La web con la estrategia es esta otra: www.tourismnewzealand.com/markets-stats. Aquí encontramos una radiografía exacta del turismo en Nueva Zelanda por países emisores, tipologías de turismo, y todo tipo de estadísticas. En la zona dedicada a la investigación “research”, tienen infografías para cada mercado emisor interesantísimas, muy bien creadas y que en las que explican la estrategia para atraer a cada uno de los segmentos seleccionados. Todo un buen ejemplo de creación de segmentos y de creación de producto turístico para cada segmento.

En general, es una súper buena práctica que sirve perfectamente para ilustrar cómo debe crearse una estrategia, cómo diversificar la oferta y cómo luego se aplica todo esto a la creación de un sitio web de promoción turística. Sin duda la utilizaré para ayudar a los lituanos a no depender del mercado emisor ruso.

Espero que a ti también te sea de utilidad.

Nos vamos hablando.

Las mejores herramientas para conocer tu posición en Google

Aunque estemos en periodo vacacional estoy dedicando unos días a completar un trabajo encargado por la Fundación Themis (parte de la Organización Mundial de Turismo) y he tenido que revisar el posicionamiento de un sitio web. Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando he constatado que algunas de las herramientas que normalmente uso, ya no funcionan o bien ahora son de pago (y por lo tanto, no podré utilizarlas en clase con mis alumnos). Así que aquí va este artículo actualizando la lista de herramientas que nos ayudaran a conocer nuestra posición en Google.

Google Analytics

Esta es, de largo, la mejor herramienta para conocer nuestra posición para determinadas frases clave. Pero sólo funciona si se dan 3 circunstancias:

  1. Tenemos acceso al Google Analytics de la web.
  2. Google Analytics está bien configurado y conectado a Google Webmasters (si no sabes cómo hacerlo aquí te lo explico: Cómo conectar Google Analytics con Google Webmasters )
  3. Nuestro SEO está bien hecho y ya nos posicionamos por las frases clave (de lo contrario, Google Analytics no nos dirá la posición de nuestra web)

Encontraremos la información sobre nuestra posición en: Google Analytics –> Adquisición –> Posicionamiento en  buscadores –> Consultas.

Por desgracia, en el trabajo que debo terminar estas vacaciones, no tengo acceso al Google Analytics del sitio web… deberé utilizar otras herramientas.

 

SERPS

Para mi esta es una de las mejores herramientas en la actualidad. En su versión gratuita permite realizar varias búsquedas y los resultados que ofrece son útiles ya que puedes segmentarlos por país y por buscador.

Pruébala aquí: https://serps.com/tools/rank_checker

 

Google Position Checker tool

Esta es también una Buena herramienta para monitorizar la posición de un sitio web en Google. Gratis 100%. Aunque sólo te indica la posición si te encuentra entre los 300 primeros resultados de búsqueda… pero es más que suficiente.

Pruébala aquí: https://www.searchenginegenie.com/google-rank-checker.html

 

SEM RUSH

Esta solía ser una herramienta 100% gratuita y mi preferida. Ahora solo te permite realizar un cierto número de búsquedas al día con la versión gratis. En clase no sirve porqué detecta múltiples conexiones desde una misma IP (la de la universidad) y bloquea las búsquedas.

En SEM RUSH encontraremos nuestra posición si estamos entre los 20 primeros de Google en “Resultados orgánicos de Google”, además de otra información igualmente importante Para una buena estrategia SEO. También puedes crear un proyecto de monitorización gratis en: SEM Rush –> Projects –> new Project.

Sigue siendo una buena herramienta.

Pruébala aquí: http://es.semrush.com/

 

Nuevas incorporaciones a la lista

Aquí va esta otra herramienta recomendada por Marco a través de uno de los comentarios de este artículo.

SEO BOOKhttp://tools.seobook.com/firefox/rank-checker/ herramienta gratuita que revisa la posición en Google y en Bing.

 

Bien, espero que este artículo te haya sido de utilidad.

Nos hablamos!

Impartiendo clases en Zimbabwe

Durante el mes de marzo he tenido el placer de empezar a colaborar como “facilitadora” de los programas de formación de la OMT (Organización Mundial del Turismo), el organismo de las Naciones Unidas que gestiona el desarrollo de los pueblos a través del Turismo.

Mi primera misión se ha llevado a cabo en Zimbabwe y ha sido una experiencia inolvidable y muy enriquecedora a nivel humano.

Sobre Zimbabwe

Zimbabwe es un país complicado.

Geográficamente, está situado en el cuerno de África al norte de Sudáfrica y Botswana, al este de Zambia y Namibia y al oeste de Mozambique. No tiene acceso al mar, pero dentro de sus fronteras alberga una de las Maravillas de la Humanidad: las Cataratas Victoria.

A nivel político, hasta 1980 no terminó la guerra civil que se había iniciado al proclamar su independencia del Reino Unido en 1965. A partir de ese momento, empezó lo que ellos llaman “the relocation” (la recolocación), que consistió en expropiar la mitad de las tierras de la minoría blanca para repartirlas entre los más pobres de la mayoría negra. Los que se opusieron a ello, murieron. También expropiaron empresas internacionales, grupos hoteleros, etc … todo esto hasta el año 2002. Momento en que fueron expulsados de la Commonwealth y se inició un boicot internacional para penalizar los hechos y la brutalidad con la que se llevaron a cabo. La reputación de Zimbabwe cayó por los suelos y quedaron aislados.

Es imposible juzgar lo que se hizo… cuando estás allí y te pones en su situación, yo pienso que seguramente también cogería un AK47 y empezaría a nacionalizar bienes ajenos. Pero también sé ponerme en la piel de los blancos a los que les quitaron la mitad de sus propiedades (visitamos y nos entrevistamos con algunos de ellos) y que sobreviven como pueden. Por eso digo que es complicado… no me siento capacitada para tomar partido.

Como país, tocaron fondo en 2010 cuando batieron todos los records de pobreza pasando a ser el país con el Índice de Desarrollo Humano más bajo del mundo. La causa principal fue la falta de productividad en los terrenos agrícolas expropiados, una epidemia de cólera y la corrupción, sumado al boicot internacional que terminó con el poco turismo que tenían y con las inversiones extrajeras (que ya habían liquidado ellos mismos cuando hicieron las expropiaciones).

En ese momento, decidieron firmar algunos tratados, respetar algunos derechos humanos, redactar una constitución y empezar a poner remedio al problema. Entre las resoluciones se encuentra el abandono de su divisa (que sufría una inflación insostenible) y adoptaron el Dólar norteamericano y el Rand sudafricano como moneda propia de Zimbabwe.

Aquí es cuando empieza el programa de las Naciones Unidas para ayudarlos. Zimbabwe solicitó ayuda para poder recuperar el turismo y poder aprovechar las Cataratas Victoria para promocionarse internacionalmente. Entre otros programas, desde la OMT se creó nuestro curso de Marketing Digital Turístico.

Sobre el curso de Marketing Digital Turístico

El curso ha tenido una duración de una semana a razón de 7 horas diarias durante 5 días. Los alumnos han sido 60 funcionarios del Ministerio de Turismo así como miembros de otras autoridades turísticas del país. También se había invitado a representantes de países vecinos, pero sólo asistieron miembros de Seychelles y de las Islas Mauricio.

La metodología de la OMT es muy práctica y consiste en utilizar casos reales para que los participantes realicen sus trabajos y luego sean capaces de aplicar lo aprendido a sus propios departamentos.  Para ello, se me requirió que estuviera en Zimbabwe unos días antes para poder visitar los sitios turísticos que serían posibles candidatos a ser los conejillos de Indias de los participantes.

Las visitas las realizamos el coordinador del curso Mouad Achhab (de Marruecos) y yo misma, los primeros días, y luego se nos unió Karin Elgin (de Holanda), la facilitadora del curso con la que yo compartiría las clases.

Fue interesantísimo visitar los recursos turísticos que hay alrededor de Harare (la capital de Zimbabwe). Visitamos varias reservas de animales (Zimbabwe es famoso por albergar los “big five” es decir: leones, rinocerontes, elefantes, búfalos y leopardos), visitamos pinturas rupestres en varias localizaciones, unas bodegas que producen un incipiente vino de Zimbabwe, un santuario de animales huérfanos, y otros recursos. En muchos de estos sitios, ofrecían además servicios de alojamiento en cabañas más o menos lujosas, según fuese su público objetivo. Lo que todos tenían en común es que no había clientes y que estaban convencidos de que era imposible tener una situación peor que la actual. Yo les doy la razón.

Al final elegimos 4 sitios y esos fueron sobre los que trabajamos en clase. Cada grupo de participantes visitó uno de los sitios y se entrevistó con sus administradores.

Los participantes cada día recibían una parte de teoría sobre estrategia de marketing y sobre marketing digital y aprendían a confeccionar una parte del plan de marketing del recurso turístico que tenían asignado. Para el viernes, los 4 grupos tenían los planes de marketing digital de los 4 sitios y empezamos las presentaciones como si se tratase de un tribunal en la Universidad. Los administradores de los sitios seleccionados fueron invitados a asistir a las presentaciones… y así lo hicieron algunos de ellos. El Ministro de Turismo también asistió a una presentación y clausuró el curso.

Los resultados fueron muy buenos ya que los cuatro trabajos eran de alta calidad (no hay que olvidar que todos los asistentes eran profesionales relacionados con el mundo del turismo). Los alumnos quedaron muy contentos con la metodología y con todo lo que habían aprendido. Los propietarios de los recursos turísticos, también.

Por mi parte, la satisfacción es plena y estoy adaptando esta metodología y los marcos de trabajo que utilizamos para explicar la teoría y la práctica, a mis clases de aquí. Así que yo también siento que he aprendido mucho. No solo sobre Zimbabwe y sobre la idiosincrasia de un país al que todo el mundo hace boicot, sino también sobre cómo conseguir en 5 días, dar poder real a la gente para poder cambiar una situación.

Estoy ansiosa por poder participar en otra misión… y también para volver a Zimbabwe, pero esta vez con mi familia.

Junto a estas líneas he incluido una pequeña galería de imágenes tomadas durante el curso.

Espero que las disfrutes.