Entradas

Reseña de “EL CORAZÓN DE LA MATERIA” de Ignacio García-Valiño, Plaza Janés

El Corazón de la Materia de Ignacio García-Valiño, no es un libro de Ciencia Ficción, aunque parte de su argumento transcurre en ambientes científicos y muchos de los dilemas que se plantea el protagonista tienen su origen en la Física de Partículas.El Corazón de la Materia

El libro nos narra la vida de Lucas Frías, un prometedor científico especializado en quarks y partículas subatómicas, que trabaja en el CERN y que lo ha sacrificado todo por su carrera. La muerte de su pareja en un accidente de coche sirve para que Lucas haga un paréntesis en su vida y mientras intenta investigar las causas del accidente de su pareja, se dé cuenta de que casi no la conocía.

Al mismo tiempo, el autor sitúa al personaje en diversos escenarios del mundo (Ginebra, Madrid, París, Chile, etc.) y lo hace interactuar y discutir sobre Ciencia con tipos tan diversos como videntes, mentalistas, escépticos ultras, y cómo no, otros físicos de partículas.

El libro contiene una cita interesante que el autor extrae de una fábula de John Godfrey Saxe y que dice lo siguiente:

Hace mucho tiempo, en un bosque del Indostán, se reunieron cuatro ciegos que presumían de sabios, porque podían reconocerlo todo a través de las manos. Fue a visitarlos un estudiante, para aprender de su sabiduría, pero antes decidió probar si su fama era cierta. Se internaron en el follaje y el hombre les pidió que reconocieran lo que les ofrecía.
Uno de ellos dijo tener entre sus manos una serpiente, pues tocó algo alargado que se movía. El segundo dijo estar tocando un árbol recio y de áspera corteza. El tercero afirmó que se traba de una soga que colgaba de alguna rama alta. El último chocó contra una superficie firme y sólida, y concluyó que era una pared. Todos creían tener la razón.
El estudiante advirtió que los cuatro estaban equivocados, pues, tocando sólo las partes, habían sido incapaces de reconocer el todo. Así uno había palpado una trompa; el otro, una pata; el tercero, la cola, y el cuarto, el costado del elefante
.”

Ésta fábula la utiliza el autor para ilustrar el estado de la Física de Partículas indicando que los científicos, al igual que los sabios del Indostán, pretenden entender la naturaleza de ésta rama de la ciencia como el elefante de la fábula: fragmentándola y desmenuzándola. Al final, como en la fábula, no consiguen unificar las teorías.

Aunque el autor no lo indica abiertamente, está haciendo una clara alusión a las teorías de la Fuerza Nuclear Débil, la Fuerza Nuclear Fuerte, la Fuerza Electromagnética y la Fuerza de la Gravedad, que por separado todas tienen sentido, pero aún no existe una teoría única que pueda explicarlas conjuntamente.

El libro es entretenido, y las elucubraciones a nivel científico son interesantes y tratadas desde un punto de vista muy racional.

La única crítica es que a nivel de trama, el libro peca de simple y sólo desarrolla una línea argumental. A nivel de personajes, de nuevo peca de simple, y sólo cobran dimensión dos personajes: el protagonista y su pareja.

Aún así, es un libro que se lee rápido y deja buen sabor de boca. Quizás no le daría un 100% de recomendación, pero sí un 90%.