Entradas

Noticias acerca de la misión espacial Cassini Huygens

Encélado, luna de SaturnoA raíz de la reseña de “Titan”, el libro de Ben Bova sobre el que escribí hace unas semanas, comenté en este blog que estábamos sin noticias de la misión espacial Cassini – Huygens desde hacía mucho tiempo… Pues cosas del destino: hoy tenemos noticias de esta misión. La ESA ha enviado un comunicado explicando que la nave Cassini ha detectado sales de sodio en granos de hielo del anillo E de Saturno.

El anillo E de Saturno es un anillo poco visible y algo más alejado de los típicos anillos de Saturno. Este anillo se abastece de material procedente una luna de Saturno llamada Encélado con la que comparte órbita y, que de vez en cuando, sufre erupciones en sus polos lanzando materia al espacio. La imagen adjunta corresponde a esta luna y fue tomada por Cassini en 2005.

La detección de hielo salado en este anillo indica que la pequeña luna de Saturno aloja reservas de agua líquida, o tal vez incluso un océano debajo de su superficie, de ahí que la noticia sea especialmente interesante.

Leer el artículo completo en la web de la ESA: Agencia Espacial Europea – Artículo Cassini Huygens

Ver imagen que ilustra dónde se encuentra el anillo E de Saturno:
Anillos de Saturno  

Reseña de “TITAN” de Ben Bova, La Factoría de Ideas

Este es un libro de Ciencia Ficción de la clásica que gustará a los fans de los libros de CF de toda la vida. En él tenemos exploración del espacio, descripciones de nuevos mundos, sentido de la maravilla que se contagia al lector, análisis sociológico de sociedades sometidas a las restricciones que conlleva la vida en un hábitat reducido, etc.Titán de Ben Bova

Leer un libro de este tipo, de vez en cuando, es reconfortante, aunque a la vez, es recordarle a una cuánto ha cambiado la Ciencia Ficción, y por ende, cuánto tiempo lleva leyendo novelas de éste género… e inequívocamente, se acaba siempre recordando la edad de una… pero bueno… vamos a dejar este tema y a centrarnos en “Titán”.

Leyendo “Titán” dirías que estás leyendo una novela escrita en tiempos de los dos grandes maestros ya difuntos: Asimov y Clarke. Pero no… Ben Bova la escribió en 2006. Una vez conoces este dato, no puedes evitar pensar si este Ben Bova, será o no será el mismo Ben Bova editor de Asimov y de otros muchos autores de Ciencia Ficción, ganador de un sinfín de premios y mítico en el mundo de la CF… y resulta que sí, que es el mismo. Lo que nos lleva a pensar ¿qué edad debe tener Ben Bova? Menos mal que tenemos a Wikipedia que nos saca de estos apuros y nos ofrece este tipo de información. Así que descubrimos que Ben Bova nació en 1932, que por lo tanto, tiene 77 años (Ver ficha de Ben Bova en Wikipedia) y que efectivamente, es el mismo Ben Bova que llevamos años siguiendo a través de los libros que leemos, pero sobre el que, por lo que a mí respecta, había un silencio que ha durado casi una década.

No es de extrañar pues que el libro escrito por este autor parezca sacado mismamente de una fractura temporal abierta en nuestra biblioteca. Realmente es de otro tiempo.

Bromas aparte, el libro está bien escrito y la narración tiene ritmo. Se lee muy rápido, excepto quizás algún trozo que hace referencia a una campaña electoral en el hábitat en el que viven nuestros protagonistas (y que imagino que no es culpa del autor, sino de la saturación en campañas electorales que sufrimos los lectores), y deja buen sabor de boca.

El argumento nos narra las aventuras de varios personajes que viven en una gigantesca nave colonia (que recuerda mucho a las naves de los diversos libros de Rama de Clarke) y que orbita en el espacio próximo a Saturno. En esta nave encontramos a científicos que están estudiando a Titán (uno de los satélites de Saturno), encontramos a científicos que están estudiando los anillos de Saturno, encontramos a astronautas jubilados, a un administrador del hábitat que no tiene escrúpulos a la hora de perpetuar su poder en el mismo, a exiliados políticos, y a un sinfín de personajes secundarios que dan dimensión al resto de personajes y crean un contexto en el que puede desarrollarse una historia creíble e interesante.

El libro sin dudarlo, es 100% recomendable.

Leí en alguna parte que este libro había sido escrito aprovechando el interés generado por Titán a raíz del aterrizaje de la sonda europea Huygens, que viajaba en el interior de la nave de la NASA Cassini y que llegó a Titán en enero de 2005. Es posible que así sea, aunque la versión en castellano de esta novela ha llegado un poco tarde a España y aquí en 2009, ya casi nadie recuerda ni a Huygens ni a Cassini como nombres de nave y de misiones espaciales, sino como a los científicos de quienes tomaron su nombre.

Mientras escribía estas líneas me he dado cuenta que yo tampoco sabía nada de estas naves desde hace tiempo y he buscado información al respecto. He descubierto que no hay noticias acerca de ellas desde julio del 2008… imagino que Huygens debe estar abandonada en la superficie de Titán y que Cassini debe estar orbitando Saturno enviando datos a la NASA… por lo que a la ESA respecta, la misión terminó en 2008.

Para quien desee refrescar su memoria sobre estas naves, aquí van estos enlaces:

Nos hablamos.

Vídeo sobre Titán realizado a partir de los datos de la Huygens

Éste vídeo corresponde a un trabajo de síntesis tras los datos recogidos por la sonda Huygens un año después de su aterrizaje en el planeta Titán.

En el vídeo podemos ver la zona en la que aterrizó la sonda, las nubes y los vientos que hay en el planeta, así como los canales (posiblemente creados por la erosión de metano líquido fluyendo desde alguna parte, lluvia probablemente).

Las entrevistas son interesantes. Las imágenes también… y parece que han encontrado cristales de hielo!

Vídeo de la sonda Huygens aterrizando en Titán

Simulación del aterrizaje de la sonda Huygens en el Planeta Titán tras un viaje por el Sistema Solar que ha durado siete años a bordo de la nave Cassini.

La sonda Huygens de la ESA ha atravesado con éxito la atmósfera de Titán, el mayor satélite de Saturno, y aterrizado ‘sana y salva’ en su superficie. Esta es la simulación del aterrizaje que ha preparado la ESA para ilustrar el evento.

Europa alcanza una nueva frontera – Huygens desciende sobre Titán

Hoy, tras un viaje por el Sistema Solar que ha durado siete años a bordo de la nave Cassini, la sonda Huygens de la ESA ha atravesado con éxito la atmósfera de Titán, el mayor satélite de Saturno, y aterrizado ‘sana y salva’ en su superficie.

No es “the final frontier”… pero desde luego, sí es un gran hito para la exploración espacial europea.

Lanzamiento de la Cassini

Tras soltarse de la nave Cassini el 25 de diciembre, Huygens ha alcanzado la atmósfera exterior de Titán después de un viaje de 20 días y 4 millones de kilómetros en solitario. La sonda inició su descenso por las capas de la brumosa atmósfera de Titán desde una altitud de 1.270 km a las 11:13 CET. Durante los tres minutos siguientes, Huygens tuvo que desacelerar de 18.000 a 1.400 km/h. Varios paracaídas redujeron su velocidad a menos de 300 km/h. A una altura de unos 160 km, los instrumentos científicos de la sonda quedaron expuestos a la atmósfera de Titán. A unos 120 km, el paracaídas principal fue reemplazado por otro más pequeño para finalizar el descenso; se espera que el aterrizaje se realice a las 13:34 CET. Los datos preliminares indican que la sonda ha aterrizado en buen estado, probablemente sobre tierra firme.

La sonda transmitió datos a la nave Cassini durante cuatro minutos a lo largo de su descenso, y siguió enviándolos durante al menos tanto tiempo como Cassini permaneció sobre el horizonte de Titán. La certeza de que Huygens estaba ‘viva’ se obtuvo ya a las 11.25 de hoy, cuando el radiotelescopio de Green Bank recogió una débil pero inconfundible señal de radio procedente de la sonda. Los radiotelescopios en Tierra siguieron recibiendo la señal de Huygens durante mucho más tiempo previsto.

Los datos de Huygens, reenviados por CImagen de Titánassini, fueron recibidos por la Estación de Espacio Profundo de la NASA y enviados inmediatamente al Centro Europeo de Operaciones Espaciales de la ESA en Darmstadt, Alemania, donde está teniendo lugar en estos momentos su análisis científico.

“Titán siempre ha sido un objetivo del sistema de Saturno donde resulta crítico obtener datos ‘sobre el terreno’ mediante una sonda. Es un mundo fascinante y esperamos impacientes los resultados científicos,” comentó el Profesor David Southwood, Director del programa científico de la ESA.

“Los científicos responsables de la sonda Huygens estamos encantados. La larga espera ha merecido la pena,” dijo el Dr. Jean-Pierre Lebreton, responsable de la misión Huygens por parte de la ESA. Se espera que Huygens ofrezca las primeras muestras directas y detalladas de los compuestos químicos de la atmósfera de Titán y las primeras fotografías de su superficie oculta, además de enviar un ‘informe meteorológico’ completo.

Uno de los principales motivos para enviar Huygens a Titán es el estudio de su atmósfera, compuesta en su mayoría por nitrógeno y rica en metano. Además, su superficie puede contener muchos compuestos químicos que existieron al formarse la Tierra. En combinación con las observaciones de Cassini, Huygens ofrecerá una visión sin precedentes de la misteriosa luna de Saturno.

“El descenso hasta Titán era una oportunidad única en la vida. El logro de hoy prueba que confiar esta parte de la misión a nuestros socios europeos era la mejor opción”, comentó Alphonse Diaz, Administrador asociado científico de la NASA.

La misión Cassini-Huygens es el resultado de una cooperación entre la NASA, la Agencia Espacial Europea y ASI, la Agencia Espacial Italiana. El JPL (Jet Propulsion Laboratory), una división del California Institute of Technology de Pasadena, gestiona la misión para el Departamento de Ciencia Espacial de la NASA, Washington. JPL ha diseñado, desarrollado y montado la nave Cassini.

“El trabajo en equipo de Europa y EE.UU., de sus científicos, sus industrias y las agencias ha sido extraordinario y ha representado la base del enorme éxito alcanzado hoy”, concluye Jean-Jacques Dordain.

Más información en www.esa.int

La nave Cassini y la sonda Huygens ya están llegando a Saturno… con mi mensaje en su interior

Aparte de lo maravilloso que es poder conocer más a fondo Saturno y conseguir que Huygens aterrice en Titán, la llegada de esta nave y su sonda a Saturno nos recuerda que han pasado ya 7 años desde que se recogieron, por Internet, los mensajes que viajan en el interior de la Huygens.Sonda Huygens aterrizando en Titán

Después de 7 años navegando por el espacio, la Cassini y la Huygens llegan a su primer destino: Saturno.

Sin duda, muchos de los que como yo, en lugar de navegar por el espacio nos tenemos que conformar con navegar por el cyber-espacio, recordarán la recogida de mensajes que se llevó a cabo hace justamente 7 años, con la intención de grabarlos todos en un disco y dejarlos en el interior de la sonda Huygens.

La Huygens tiene como misión aterrizar en una de las 31 lunas de Saturno, el planeta Titán. En principio la Cassini entrará en órbita de Saturno el 30 de este mes, soltará a la Huygens en diciembre y a mediados de enero, ésta última, debería aterrizar en Titán.

Titán es un planeta especialmente interesante porque tiene atmósfera, terrenos montañosos y parece contener fluidos (aunque son más tipo petróleo que tipo agua).Imagen real de Titán

La misión es de la NASA, pero participan en ella 17 países, entre ellos España. La recogida de mensajes se llevó a cabo desde la web de la ESA (Agencia Espacial Europea) unos meses antes del despegue de las naves en 1997 y tuvo bastante repercusión entre los aficionados a la astronomía (sobre todo entre los aficionados a la astronomía y a Internet). Fue una de las primeras experiencias de “desborde incontrolado de audiencia” que sufrió la ESA… porque si no recuerdo mal en menos de 48 horas tuvieron que cerrar la solicitud de mensajes y a los que habíamos tenido la suerte de poder dejar los nuestros, nos habían prometido obtener (no sé si pagando o no pagando, ya no lo recuerdo) una copia (versión barata) del disco que se dejaría en el interior de la sonda. Cuando todo terminó, nunca más se supo del famoso disco.

Durante los 7 años que han transcurrido, me he preguntado muchas veces cómo se supone que un posible extraterrestre, pueda llegar a leer un disco grabado en la Tierra. El disco era de algún material de estos que dura tiempo y no se estropea con los cambios de temperatura ni las radiaciones. Grabado con láser. En las novelas de Ciencia Ficción, este tipo de mensajes siempre llegan a una civilización tan avanzada que no importa cómo sea el soporte ni en qué idioma o grifos en los que esté, ellos pueden acabar leyéndolo… Pero nuestros posibles amigos de Titán, como no han dado señales de vida hasta ahora (ni emisiones de radio ni cualquier otro tipo de onda electromagnética, ni luces en la noche, ni nada por el estilo), si existen, no parece que vayan a ser muy avanzados tecnológicamente hablando (podrían ser globos de gas que se comunican telepáticamente… o podrían estar en varios planos dimensionales…vete tú a saber)… pero en principio, todo apunta a que lo van a tener muy crudo para leer el mensaje.

Esto, si nuestros amigos de Titán no destruyen la sonda nada más aparecer en su impoluta atmósfera. Porque, ¿qué ocurriría aquí en la Tierra si llegase una sonda extraterrestre en pleno día e intentase aterrizar en cualquier parte? (no hay cartografías exactas de Titán que yo sepa, así que la nuestra aterrizará justamente, en “cualquier parte”). Yo creo que se la cargarían. A la que se descubriese su aproximación a la Tierra, empezarían a solicitar identificación a la nave robótica, y al no responder… me imagino lo peor.

Bueno dejando este tema aparte… si descubro qué ha pasado con los discos lo escribiré en un próximo artículo. Si algún lector también dejó mensajes estaría bien que nos contase su experiencia y si lo desea nos informase de qué escribió.

Mi mensaje fue de lo más vulgar: “petons desde Sabadell” (limitaban los caracteres, tampoco podía poner según qué :-))

Enlace la página web de la NASA: misión Cassini-Huygens