Reseña de “UN DESTELLO EN EL CIELO” de Kay Kenyon – La Factoría

Destello en el CieloUn Destello en el Cielo es un libro diferente. En ciertos aspectos es el típico libro de Ciencia Ficción de “descubrimiento de mundo alienígena”, pero el mundo que nos muestra es realmente original, bien construido y con personajes trabajados.

La historia nos narra las aventuras del piloto espacial Titus Quinn en un universo paralelo al que ha accedido a través de una especie de agujero de gusano cuando estaba en misión espacial.

La primera vez que visita este universo paralelo (bautizado como Omniverso por Kay Kenyon) lo hace por accidente y con toda su familia. La familia queda varada en el Omniverso y Titus Quinn aparece en el universo normal, sin memoria y con 14 años de más (aunque en el mundo real sólo han pasado unas semanas).

La corporación para la que trabaja lo aparta de todo plan espacial y lo condena al ostracismo, porque no cree nada de lo que cuenta (pequeños retazos de memoria). El tiempo pasa y el protagonista queda sumido en una fuerte depresión, hasta que a causa de un accidente en otra nave espacial, la corporación empieza a dar crédito a la posibilidad de que exista un universo paralelo y decide organizar una misión para investigarlo.

El Omniverso que nos narra Kenyon es interesante. En él viven diversas razas, algunas de ellas humanoides. Desde hace centenares de años, desde Omniverso pueden ver partes de nuestro universo, cosa que ha hecho florecer toda una cultura parecida a la china medieval, aunque la raza que domina y que tiene subyugado a todo el Omniverso, los Tarig, no sabemos de dónde provienen, poseen tecnología sofisticada (con viajes espaciales incluidos) y teme a nuestro universo.

En ciertos momentos los Tarig recuerdan a los Goauld de Stargate, aunque la construcción del Omniverso es completamente original y más o menos consistente.

La única crítica que haría es acerca de la irregularidad del ritmo del libro. En ciertos momentos llega a aburrir, en otros consigue que leas horas seguidas. También es algo decepcionante cuando a medida que se acerca el final vas dándote cuenta de que la autora no puede terminar el libro en las páginas que quedan y empiezas a sospechar que habrá una segunda parte. Cuando terminas el libro, queda claro que es sólo una primera parte, y cuando investigas un poco más, descubres que es el primero de tres libros (A World Too Near y City Without End). Esto explica algunas escenas de relleno y el ritmo desigual del libro.

Aun así, el libro vale la pena ser leído y es entretenido, pero no le daría un 10, hay libros más entretenidos con los qué pasar el rato.

Sobre la autora: Key Kenyon. Es interesante conocer que comenzó su carrera como escritora publicitaria y actriz, ya que esto explica en parte, la frescura de su propuesta y la originalidad. Esta es su octava novela y ha sido finalista en el premio Philip K. Dick y el John W. Campbell

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *