Reseña de “TRATAMIENTO INVASOR” de Orson Scott Card y Aaron Johnston – Nova

Tras leer la penúltima secuela de El Juego de Ender, me prometí a mi misma no leer nada más de Orson Scott Card. Cuando desde Nova publicaron la última secuela, no la compré, a pesar de que he comprado todos los libros que publica ésta colección. Y no es que tenga nada contra Orson Scott Card (lo conocí personalmente en la Hispacon de Mataró en el 97 y he leído casi todo lo que ha publicado de él Nova de Ediciones B). Pero ya estaba harta de secuelas de Ender y de libros orientados a un público cada vez más infantil y sin ningún tipo de gracia o de orientación hacia la Ciencia Ficción.Tratamiento Invasor, Orson Scott Card y Aaron Johnston

Cuando vi que Nova publicaba Tratamiento Invasor, estuve tentada de no comprarlo tampoco, pero leyendo la contraportada vi que no estaba ambientado en el universo de Ender y que quizás podría darle otra oportunidad a OSC. Me alegro de habérsela dado… aunque no estoy muy segura de que este libro pueda atribuirse a OSC. Me explico:

Tal como indica el mismo OSC y como hace Miquel Barceló en su prólogo, el libro ha sido escrito por Aaron Johnston a partir de una narración de OSC publicada en Analog en 1976. Así que aunque los personajes son típicos de OSC, el resto del libro no lo es.

No nos engañemos, el libro está escrito por Aaron Joshnston no por OSC. Aunque la mano de OSC se deja ver en el argumento y la ambientación.

¿Es o no es un libro de OSC? ¿O es un libro escrito a medias como indican en la portada al mostrar los dos autores?… yo pienso que no, que es una novela escrita por Aaron Joshnton (un guionista amigo de OSC), basando el argumento en una narración de OSC, supervisado todo por OSC, y utilizando el nombre de OSC para vender más… pero bueno…  eso no quita que el libro está bien, aunque para empezar, además de no ser OSC el autor, tampoco se trata de un libro de Ciencia Ficción aunque se publique en la colección Nova de Ediciones B, si no que es un Thriler Biolotecnológico, por más que Miquel Barceló quiera justificarlo en el prólogo.

La trama nos narra la historia de varios personajes y de unos misteriosos “curadores” que están biológicamente mejorados. Estos curadores disponen de un virus que se adapta a la genética del individuo para el que ha sido creado, y permiten curar de cualquier enfermedad genética a la persona a quien se lo inoculan. Así que en teoría, disponen de la cura para un gran número de enfermedades hasta hoy mortales. Lo malo de este virus, es que durante unos días, es mortal para el resto de humanos que están cerca de los enfermos, cosa que lo hace extremadamente peligroso. Y lo malo de los curadores es que creen en un nuevo culto religioso inventado por su líder, que les promete un “mundo feliz” y sobre todo, más sano.

Hay que agradecer que aun a pesar de que hay un protagonista claro, todos los personajes se tratan con profundidad y adquieren la dimensión que consigue que empatices con unos y odies a otros. Esto es algo que OSC suele hacer bien en sus libros y en éste, seguramente ha velado para que así sea también.

También vemos la mano de OSC en los dilemas que se plantean los personajes en temas como la ingeniería genética y la evolución de los humanos. Se trata de saber si los virus que modifican nuestro genoma son o no son la respuesta a nuestros problemas, o sobre qué consecuencias puede tener para una sociedad el que se investigue más sobre este campo, con el fin de poder modificar nuestra especie.

Aquí, como en otras cosas, discrepo de OSC y por lo tanto la mayor parte del libro me la he pasado estando a favor de “los malos”. Para mí no hay duda en que en algún momento tendremos que modificar el genoma humano y adaptarlo al medio en el que nos encontremos en cada momento. De lo contrario la colonización de Marte o las largas estancias en el espacio no van a ser posibles… pero ya sabemos que las creencias de OSC le impiden aceptar esto, así que el libro acaba postulando en contra de la investigación en ciertos campos de la ingeniería genética y el autor pone los virus que reparan el ADN en manos de un desequilibrado megalómano que quiere conquistar el mundo,  advirtiéndonos así, de los peligros de disponer de este tipo de tecnología.

En general,  el libro está bien escrito, se deja leer bien, engancha, tiene ritmo y en definitiva, es un libro que te hace pensar. Así que mi veredicto, sea un libro de Orson Scott Card o sea de Aaron Joshnston, es que es 100% recomendable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *